Kiko Rivera y Antonio Tejado.

Julio Ruz fue expulsado por 'acosar' a María Jesús Ruiz. Bien. Pero Antonio Tejado la manosea y, lo que es peor, le espía la ropa interior con un espejo (cual 'depredador sexual') y no pasa nada. Y otro, Kiko Rivera, rompe un plato en plena discusión violenta con Ylenia y tampoco hay castigo alguno. Las redes están que trinan y, de nuevo, Vasile está en la picota.

'

El desastre Mediaset: pésimo Risto, mal 'GH Dúo', varios despidos y una barbie militar...

Hubo una época en la que los concursantes de 'GH' que eran expulsados de forma disciplinaria no volvían a parecer en las galas ni se les mencionaba siquiera. Se les desterraba por tirar un vaso se gua, por ejemplo, o por hacer un chiste sobre ETA, o por un comentario homófobo... Pero ahora, en los últimos años, hemos visto una incitación a la violación, actitudes machistas por doquier e incluso mucha violencia y no ha pasado nada.

En ‘GH Dúo', Julio Ruz fue expulsado la semana pasada por, lo que llamaron, ‘actitud intolerable' con María Jesús Ruiz. Es decir, por acosar día y noche a su ex. Vale. De acuerdo. Pero lo que llama la atención es que Julio, ya fuera de la casa de Guadalix, tiene todos los privilegios de cualquier exocncursante: va a las galas, concedes entrevistas....

En Telecinco sacaron pecho por la expulsión. Era su forma de lavarse las manos por permitir otras muchas bestialidades en el reality. Pero lo que vimos el 10 de febrero de 2019 nos puso los pelos de punta.

 

'GH Dúo' o cómo ya sabemos quién va a ganar en apenas unos días de concurso

En primer lugar, Antonio Tejado. El andaluz y María Jesús Ruiz ya han pasado a los besos pero las bromas de él rozan el asco y el acoso. Es muy pesado, no tiene gracia alguna pero lo que es peor, aprovechó un descuido de la modelo para, con un espejo, mirarle las bragas por debajo de la falda. ¿Es un chiste? Para él, sí, para el espectador fue bochornoso. Parecía un depredador sexual de manual. ¿Si ponemos límites en el humor, por qué en esto no? No entendemos por qué la dirección del programa no le dijo algo. Y de verdad, la excusa de que era un simple juego no basta.

Y luego tenemos a Kiko Rivera, el gran favorito. En plena discusión con Ylenia Padilla tiró un plató y lo destrozó. ¿Eso no es actitud violenta? Pero claro, si le echan a él, se acaba el concurso.

No seamos ingenuos. Por estas regla de tres, todos en la casa de Guadalix estarían en la calle. Llevamos años debatiendo quién debe ser expulsado y quién no dentro de los realities de Telecinco. Lo que destacamos ahora es que han castigado a Julio Ruz no sólo por su mala actitud (que ha sido asquerosa) sino (y es una sensación) para tener carta blanca en el futuro y permitir que otros hagan auténticas barbaridades.