María Jesús Ruiz (Telecinco)

Qué triste y qué irónico. Una parte de nuestra sociedad está luchando por la igualdad entre hombres y mujeres mientras que los espectadores de ‘Gran Hermano dúo', ajenos, suponemos, a toda reivindicación, han perdonado y premiado a María Jesús Ruiz, una mujer que acusó falsamente a un compañero (Antonio Tejado) de haber tenido intenciones violentas con ella.

María Jesús Ruiz ejemplifica, en muchas cosas, lo que los machistas y misóginos utilizan como argumento. Ella, con su historia de idas y venidas con señores a los que ha denunciado por malos tratos, ha demostrado en 'GH dúo' que está acostumbrada a utilizar el papel de víctima para salirse con la suya.


Le dimos la razón cuando no quiso acostarse con Antonio Tejado por mucho tonteo que tuvieran. No es no, da igual lo bien o lo mal que te caiga el que lo pronuncie. No es no. Punto.

Pero igual que su ex, Julio Ruz, fue expulsado por prácticamente acosarla en la casa (algo que aplaudimos) ella debería de haber sido castigada de la misma manera cuando gritó públicamente que Tejado "era capaz de todo" , insinuando que podría ser violento. No, jugar con eso no.

Pero María Jesús es ahora la víctima del reality, se le perdonaron sus ‘pecados' y no corrió la misma suerte que Ruz. Es más, el 7 de marzo de 2019, la modelo ganó su batalla con Ylenia Padilla, una de las grandes favoritas del show.

Es curioso que los que votan en este tipo de programas no sean capaces de ver lo peligroso de la actitud de María Jesús. No es que la audiencia de ‘GH Dúo' tenga que ser un la representación exacta de nuestra sociedad (aunque la gala hiciese casi un 30% de cuota de pantalla) pero es irónico que todo esto suceda en la semana en la que se reivindica el papel de la mujer.

Y queremos igualdad, tal vez lo sensato, por parte de la cadena, habría sido expulsar a la modelo en su momento, no utilizarla solo para ganar dinero.

Pero tal vez, el feminismo sea eso también. Aceptar  que todos entramos en el mismo saco, que nuestro género ni nos define. No hay mujeres de una clase u otra. María Jesús Ruiz es moralmente cuestionable pero hay que aceptarla.