Terelu Campos dice adiós a 'Sálvame'

Kiko Hernández es una pieza clave de 'Sálvame' pero como presentador sustituto no sirve. De eso nos dimos cuenta el 22 de abril de 2019 cuando, en parte, provocó el abandono definitivo de Terelu. Al día siguiente, ya de nuevo como tertuliano, Hernández seguía con su guerra contra las Campos.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA DE KIKO HERNÁNDEZ COMO PRESENTADOR?

Kiko Hernández es uno de los mejores colaboradores de ‘Sálvame'. Es el que más información maneja y maneja perfectamente los tiempos televisivos. Es consciente de dónde está, y ético o no, sabe crear conflicto. Puede que sea el ‘malo' oficial de Telecinco pero le pagan por ello.

El problema de Kiko es que no cambia de tono cuando presenta.Sigue siendo colaborador. Lo mismo le ocurre, por ejemplo, a María Patiño.

Recordemos que los presentadores oficiales de ‘Sálvame' son Jorge Javier Vázquez, Carlota Corredera y Paz Padilla. Cuando alguno de los fallan se busca un sustituto (han pasado por la mismísima Terelu o por el director David Valldeperas) y ahora que Vázquez ha estado recuperándose de un ictus, le ha tocado a Kiko Hernández presentar algún día de la semana.

Para ser presentador de un espacio como ‘Sálvame' hay que tener, o bien sentido del humor (Paz Padilla y Jorge Javier) o al menos buenas formas (Carlota Corredera). Kiko no tiene ninguna de las dos cosas. Es agresivo y no sabe leer consoltura el telepronter.

LA ESPANTADA DE TERELU

El 22 de abril de 2019, Hernández se enfrentó a su reto más duro: ver como su compañera, Terelu Campos, abandonaba el programa en directo después de que sus compañeros lincharan a su hermana, la ya excolaboradora de ‘Sálvame', Carmen Borrego.

Kiko Hernández no estuvo a la altura. Se comportó como es siempre. No puso orden. Estaba ansioso de sangre moral. Quería ver a Terelu hundida y lo consiguió.

LO QUE NO SE VIO DE LA HUÍDA

Al día siguiente, Kiko continuó igual: atacando a las Campos, sobre todo a Carmen Borrego. Pero ese 23 de abril de 2019, el programa emitió unas imágenes inéditas de la huída de Terelu, perseguida por Kiko por los pasillos de Telecinco.

Llorando, Terelu le dijo a Kiko:

Lo grave es que no os deis cuenta de lo que estáis haciendo.

Campos tenía razón. ‘Sálvame' fomenta la tortura como espectáculo. Kiko, como buen anfitrión del show, le insistía para que regresara, para que la viéramos llorar.

Y encima, ya en plató, el Kiko colaborador dijo:
Cuando salíamos, Terelu le apartaba la cara a compañeros de aquí de toda la vida que no tenían nada que ver con eso. Yo sé que la de ayer