Amenazaron con hacerlo, se echaron para atrás pero, al final, el 12 de mayo de 2019, las Azúcar Moreno tiraron la toalla en ‘Supervivientes 2019'. Encarna y Toñi Salazar abandonaron durante el ‘Debate' del reality y, sinceramente, pocos las echarán de menos.

Estamos tristes pero hemos tomado esta decisión en firme. Lo hemos intentado con todas nuestras fuerzas y no encontramos la forma de entrar en el juego. Lo sentimos por la audiencia, la productora y el programa, pero cuando no puedes, no puedes

Con estas palabras, las hermanas Salazar daban por finiquitada su aventura televisiva en Honduras. Ya lo habían intentado una semana antes pero de la mano de Isabel Pantoja pero como la tonadillera decidió regresar, Toñi y Encarna la siguieron.

Pero ha llegado un punto en el que las Azúcar moreno están solas. El jueves anterior fueron reubicadas en otro grupo y se quedaron sin su Pantoja y sin su Chelo, las que hasta ahora habían sido sus grandes aliadas.

Las hermanísimas dijeron estar agotadas mentalmente. Ellas, que han pasado penurias en su vida, dicen poder con todo peor no con los miedos de su cabeza.

Y como no podía ser de otra manera, tras hacerse oficial el anuncio, Jordi González, presentador de los debates dominicales, se enfadó y dijo que la dirección del programa se sentía "traicionada" por la actitud "poco profesional" de las concursantes. A ver, sí y no. Estar ahí es duro, y al final las que salen perdiendo son ellas, que, según dicen, tienen serios problemas económicos.

Lo que les ha ocurrido a las Azúcar Moreno es muy simple: Primero, no han sabido concursar por separado. No han tenido entidad por si solas, como personajes independientes. Y segundo, si han dado vídeos ha sido gracias a Isabel Pantoja y a Carlos Lozano.

Pobres hermanas Salazar. Ellas lo han intentado pero, sinceramente, el programa no pierde nada.