PD América

A ella, argentina y feroz independentista catalana, no hay por donde agarrarla (La monja Caram acepta el 'me c... en Dios' de Willy Toledo porque el "ojo por ojo" no es evangélico).

Un encuentro un tanto atípico donde coinciden en muchos puntos de vista, a pesar de que la monja confiesa que nunca ha visto las películas porno de su 'invitado', y menos que se interese por ellas pese a tener una mente abierta que tantas puertas le ha cerrado (El pecaminoso beso del devoto Quim Torra a la enamorada Sor Lucía Caram ).

El encuentro, subido en primera instancia a Facebook con más de 5 millones de visitas, ha servido para que el actor Nacho Vidal se abra a algunas confidencias, y a que la polémica monja Sor Lucía Caram abra las orejas como nunca antes. ( Sor Lucía Caram asegura que es virgen, no se masturba y que cree que la Virgen María tuvo sexo con San José).

Llegaron al encuentro sin ninguna idea preconcebida del otro, y salieron más que encantados tras coincidir en temas más que controvertidos.

Este inverosímil cara a cara ha sido posible gracias a la implicación de Nacho Vidal en el último proyecto de Sor Lucía: la asociación #Invulnerables, una iniciativa que lucha por combatir la pobreza infantil a partir de donaciones anónimas y con la que también participa la Fundación Siroko.

Durante su conversación, Nacho Vidal y Sor Lucía han tratado sin tapujos varios asuntos: desde la iniciativa en sí misma hasta otros más controvertidos como la Iglesia, el amor y la transexualidad.

El actor porno le confiesa que no cree en la Iglesia y también se sincera con ella desvelándole la conmoción que supuso para él saber que su hija era transexual al saber de primera mano lo duro que es para ellos. De hecho, hace unos meses Vidal también participó en la emotiva campaña solidaria 'No hay huevos' para la asociación de familias de menores transexuales, Chrysallis.