PD América
Pablo Neruda. EP

"Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos/ te pareces al mundo en tu actitud de entrega/ mi cuerpo de labriego salvaje te socava/y hace saltar el hijo del fondo de la tierra".

Los primeros versos del poema inicial de los "Veinte poemas de amor y una canción desesperada", de Pablo Neruda, se leen estos días en Chile -según escribe Abel Gilbert este 8 de diciembre de 2018 en 'El Periódico de Catalunya'- entre el arrebato y la desconfianza.

Y no, como en ocasiones anteriores porque desde la izquierda se vuelve a insistir en que su autor fue supuestamente asesinado en 1973 por la dictadura pinochetista.

Ahora la discusión se relaciona con la pertinencia de rebautizar con su nombre al aeropuerto internacional de Santiago, actualmente llamado Arturo Merino Benítez, en honor al fundador de las Fuerza Aérea chilena.

Los grupos feministas se oponen a que el Premio Nobel sea la puerta de entrada al país desde el cielo.

El proyecto, presentado por primera vez en el 2011 y que ha sido propuesto cuatro veces, fue aprobado por la comisión de Cultura del Congreso chileno en noviembre.

Sin embargo, en un contexto donde el movimiento #MeToo y el feminismo ha ganado respaldo a nivel mundial, la iniciativa a favor del poeta ha generado críticas. La alternativa planteada es que se nombre al aeropuerto como Gabriela Mistral, la primera Nobel en Latinoamérica.

La razón de las protestas se debe a que el fallecido Pablo Neruda, considerado por Gabriel García Márquez como "el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma", confesó haber cometido el delito de violación cuando era embajador en Ceilán, actualmente Sri Lanka.

En su libro Confieso que he vivido, relata el frío momento cuando realiza el repudiable acto contra una sirvienta.

Además de la violación, el otro motivo es haber abandonado a su hija Malva Marina, quien padecía de hidrocefalia desde su nacimiento en 1934, falleciendo a los ocho años.

La menor nunca tuvo el apoyo de Neruda. Incluso, la dejó de visitar en sus primeros años de vida y no entregó dinero para su cuidado.

En el Parlamento de Chile hay división por la iniciativa. Por un lado, la diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles, sostiene:

"no están los tiempos para homenajear a un maltratador de mujeres, que abandonó a su hija enferma y confesó una violación, menos como imagen país".

Por el otro lado, el presidente de la Comisión de Cultura, Marcelo Díaz, explica que el tema de la violación se trata de "antecedentes delicados".

"Pero se está homenajeando la obra. Si bien tienen sentido este tipo de cuestionamientos, eso no deja de lado que Pablo Neruda sigue siendo uno de los poetas más relevantes no solo de Chile, sino del mundo".

Por el momento, en la comisión se presentó un proyecto de ley para cambiar el nombre del aeropuerto La Florida, ubicado en La Serena, por el de Gabriela Mistral.