PD América

Cuidadito con las bromas, que las carga el diablo, como las pistolas.

Hay partidos que nunca pueden considerarse amistoso.

Aunque no haya nada deportivo en juego, el orgullo de todo un país siempre está sobre el tapete.

Es el caso de Estados Unidos y México, vecinos pero acérrimos rivales sobre un campo de fútbol. Lo que sucedió en la madrugada del martes al miércoles fue un nuevo capítulo en una rivalidad muy antigua.

Los hechos ocurrieron en la segunda parte del amistoso entre ambas selecciones que tuvo lugar en el Nissan Stadium de Nashville, hogar de los Tennessee Titans.

El choque estaba siendo muy tenso, acabó incluso con la expulsión del mexicano Zaldívar, y en una acción cerca del área norteamericana, Matt Miazga y Diego Lainez se las tuvieron tiesas.

Miazga, jugador del Chelsea que mide 1,93 m, tuvo una reacción muy fea con su rival, una joven promesa del fútbol mexicano de tan solo 18 años y 1,67 m de altura. El gigante norteamericano no tuvo ocurrencia que burlarse de la altura de su rival con unos gestos muy claros, que prolongó durante varios segundos.

Tras el partido, Lainez restó trascendencia a lo ocurrido en el terreno de juego y aseguró que "no" le molestó. Pero los gestos de Miazga no han sentado nada bien en México, que se ha indignado con lo sucedido. Muchos seguidores de la Tri han cargado contra Miazga en las redes sociales y le han devuelto las burlas con algunos ingeniosos memes.

El partido concluyó con triunfo final de Estados Unidos gracias a un gol de Tyler Adams en la recta final, cuando ya había sucedido incidente entre Miazga y Lainez.