PD América
El fisicoculturista legendario James Shinners. YT

El legendario fisicoculturista James Shinners ha muerto repentinamente y se suma a la lista de colegas que han sufrido muertes en circunstancias similares.

El irlandés de 57 años fue encontrado en su casa de Limerick en Muster (Irlanda) y las causas exactas de su muerte aún se desconocen, fueron muchos los que no pudieron entender su fallecimiento, ya que era "una persona muy activa".

Recientemente fue el estadounidense Ben Harnett el que sufrió una sorpresiva muerte a los 37 años, a pesar de no beber alcohol, ni consumir drogas y llevar una vida plenamente deportiva.(Un fisiculturista da una brutal golpiza a su expareja por no volver con él)

Shinners fue un nutricionista calificado que había ganado el Mr Ireland en nueve ocasiones. Andy Lawley, campeón de culturismo, lamentó su pérdida y le envió sus condolencias a la familia a través de las redes sociales: "Hemos pasado buenos momentos juntos en el escenario".

Además de quedarse con los premios nacionales, el culturista consiguió quedar dentro del top 10 en dos ocasiones en el Mr Universe, organizado por la Asociación Nacional de Culturistas Amateur (NABBA).

"Estoy terriblemente triste y sorprendido al escuchar que la leyenda del culturista irlandés Blue James Shinners … Campeón, culturista, entrenador, juez, caballero … nos ha abandonado, una inspiración para tantos, que lamentablemente todos se perderán", destacó Sweeney, compañero en la NABBA.(El brutal cambio de un fisiculturista que ahora es entrenador y sólo se alimenta de su orina)

Es que Blue no sólo tenía pasión por el fisicoculturismo, sino que también era un respetado juez de musculación, entrenador de rendimiento en el concurso y entrenador de IABA (Irish Athletic Boxing Association), a tal punto que preparó a Bernard Dunne cuando el famoso boxeador de Dublín se quedó con el cinturón del Campeonato del Mundo Super Bantamweight en 2009.

La sección de Fuerza y ​​Acondicionamiento de LIT rindió homenaje a su ex alumno en Facebook y dijo: "Un caballero de gran corazón y un buen chico que siempre tendría una sonrisa, un apretón de manos y una anécdota descarada para compartir".

James Shinners murió "de repente", informaron los medios locales, sin dar un parte médico oficial. Su esposa Paula, sus hijos Cynthia, Jason y Adam, y su madre Rita estuvieron presentes en el funeral, el cual se desarrolló en el Griffins Funeral Home, a donde asistieron otros parientes y sus muchos amigos cercanos.

Este fallecimiento, que se une a los casos de Harnett, Dallas McCarver y Rich Piana, entre otros atletas que murieron a una temprana edad, volvió a abrir el debate sobre el fisicoculturismo: "¿estilo de vida o peligrosa obsesión?".