PD América

"Nadie habla inglés. Esto es Hialeah, lo siento".

Con esas palabras una empleada hispanohablante de Taco Bell en Florida, Estados Unidos, se negó a atender a una mujer negra que hablaba inglés.

Vaya por delante que ninguna norma a nivel federal ha declarado como idioma oficial al inglés; sin embargo, es la lengua en la cual están escritas la Constitución y las leyes y en la cual se realizan los quehaceres de gobierno.

Ante la ausencia de un idioma oficial a nivel federal en los Estados Unidos, muchos estados y territorios individualmente han adoptado el inglés como idioma oficial del estado. Entre estos, está Florida.

La clienta, Alexandria Montgomery, publicó un video del incidente, que sucedió la noche del 12 de septiembre de 2018 en un punto de venta para autos en Hialeah, al norte de Miami.

Taco Bell dijo a medios estadounidenses que la mujer "ya no trabajaba para la compañía".

El video, que tiene más de 100.000 reproducciones, muestra a Montgomery tratando de pedir su comida repetidas veces.

En un momento dado, ella pregunta por qué no puede simplemente hacer su pedido usando los números junto a las opciones del menú.

Durante la discusión, "Luisa", como fue identificada la mujer que atendía el local en el video, respondió varias veces que nadie en ese establecimiento hablaba inglés.

"Esto es Hialeah, lo siento".

Más del 94% de los residentes de Hialeah se identifican como hispanos y más del 90% hablan español como su primera o segunda lengua, según datos del censo.

"Esta mujer entendía lo que le estaba decidiendo, pero no quería tomar mi pedido", dijo Montgomery en Facebook.

En un momento del video en el que se acerca otra empleada del local, "Luisa" le dice a esta: "Sí la entiendo, no quiero".

La ya exempleada de Taco Bell también amenazó con llamar a la policía, después de que Montgomery se resistiera a abandonar el lugar el miércoles por la noche.

Cuando Montgomery preguntó por el gerente, la mujer respondió en español y con tono desdeñoso: "Está en su casa durmiendo".

"Me puse en contacto con la gerente y después de explicarle lo que pasó, lo único que hizo fue disculparse y decir gracias, y la llamada se desconectó", le dijo Montgomery a El Nuevo Herald.

Posteriormente la mujer escribió en Facebook que "Luisa" le había dado un nombre falso y que ella era la "gerente general de ese turno".

Taco Bell se negó a responder preguntas sobre el incidente, pero reconoció que "no cumplió con las expectativas de nuestra clienta".

"Trabajamos rápidamente para garantizarque esto no volverá a suceder".

En Estados Unidos se habían reportado incidentes contra trabajadores hispanos que hablaban español.

El pasado mes de mayo un abogado neoyorquino amenazó a los trabajadores de un restaurante en Manhattan después de que los escuchó hablar en español, en un incidente que también se volvió viral.

"Si tienen los h***** de venir aquí y vivir de mi dinero, yo pago por su bienestar, yo pago para que puedan estar aquí, lo menos que pueden hacer es hablar inglés", les dijo en ese entonces el abogado Aaron Schlossberg a los empleados del restaurante, desatando una ola de críticas en las redes sociales.

Aaron Schlossberg, el abogado de Nueva York acusado de racismo por increpar a los empleados de un restaurante que hablaban español

En Estados Unidos viven 53 millones de hablantes nativos y bilingües de español, según los datos del censo. Esto representa el 16% de la población.