PD América
El dictador Nicolas Maduro

La dictadura de Nicolás Maduro se queda cada vez más sola. Hasta quince países aumentarán la presión diplomática y financiera contra el régimen chavista.

"Acordamos continuar nuestros esfuerzos para enfrentar los desafíos planteados por el régimen, incluido el apoyo al pueblo venezolano; reforzando la presión diplomática y financiera sobre el régimen de Maduro; y protegiendo nuestros sistemas financieros de flujos financieros ilícitos y corruptos provenientes de Venezuela", informó el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven T. Mnuchin, que reveló el encuentro.

En un comunicado oficial del Tesoro norteamericano, se detalla que los ministros compartieron información sobre los esfuerzos conjuntos para "desmantelar las redes corruptas" de los aliados del régimen de Maduro "que se enriquecen a costa de los venezolanos comunes". (El tirano Nicolás Maduro: "A mí me protegen Dios y el pueblo, ni un pelo me van a tocar")

La nota, firmada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Francia, Alemania, Guyana, Italia, Japón, México, Panamá, Paraguay, Reino Unido y EEUU, asegura que las políticas del régimen de Maduro "han llevado a un colapso de la economía venezolana y han creado un enorme sufrimiento para el pueblo venezolano". Y advierte que estas políticas "también están generando costos crecientes para los vecinos de Venezuela, lo que amenaza la estabilidad y la seguridad regionales".

"El grupo discutió en detalle las pérdidas que se están infligiendo al pueblo venezolano mediante la extracción del mineral aurífero, el vertido de mercurio tóxico y la venta secreta de los recursos del pueblo venezolano para llenar los cofres de los facilitadores financieros de Maduro", agrega el texto.

El departamento del Tesoro afirma que la crisis humanitaria ha empeorado, lo que ha llevado a más de 2.6 millones de venezolanos a huir a los países vecinos desde 2017. (Maduro mandó a modificar el informe de autopsia del opositor Fernando Albán)

"A pesar de que el régimen de Maduro continúa rechazando las ofertas de ayuda humanitaria internacional, Estados Unidos ha liderado el suministro de fondos humanitarios para apoyar a los migrantes venezolanos y países que los acogen". Y agrega que los ministros de los 15 países acordaron trabajar juntos para movilizar recursos adicionales para esta crisis".

"Estados Unidos y sus socios están listos para apoyar al pueblo venezolano en su lucha por recuperar la seguridad, la estabilidad y la prosperidad", afirma el comunicado al tiempo que advierte que cada año que se implementan "las políticas destructivas de Maduro", Venezuela está perdiendo más de su gente, más capacidad económica y más integridad institucional, "lo que hace que la capacidad de Venezuela para recuperarse económicamente de este desastre sea cada vez más difícil y costosa".