PD América
Pilar Garrido y Jorge Fernández. MX

Se merece todo lo que le pase por miserable (Tiroteados el juez y la fiscal que investigaban el caso de Pilar Garrido, la española asesinada en México).

Un tribunal declaró este jueves culpable de feminicidio a Jorge Fernández, marido de la española Pilar Garrido, asesinada en México (El cadáver de la española Pilar Garrido presentaba daños en el cráneo).

Garrido era valenciana y tenía 34 años. Había conocido a Jorge en Barcelona un tiempo antes, cuando ambos estudiaban en la universidad. La mujer cursó la carrera de periodismo, aunque no ejercía. Fernández se ganaba la vida de criminólogo. Había dado clases en la escuela de la policía estatal.

Según el relato de la fiscalía, confirmado ahora por los jueces, Fernández mató a Garrido el 2 de julio de 2017, cuando la familia volvía a su casa después de pasar unos días en la playa. Luego dejó su cuerpo en una zona de matorrales junto a la carretera.

Al volver a Victoria, denunció que unos delincuentes les habían interceptado en la carretera y habían secuestrado a Pilar.

Pero el hallazgo del cuerpo de la mujer semanas después, y la investigación de la fiscalía, apoyada por técnicos de la Policía Federal, terminó por desechar la versión de Fernández, que acabó detenido, acusado del asesinato.

Según fuentes de la investigación, la decisión del tribunal ha sido unánime. La condena, por feminicidio, podría mantenerlo de 40 a 50 años entre rejas. Fernández vive preso desde su detención, en agosto de 2017.

«Fue un fallo muy desafortunado, con sentencia condenatoria», explicó el abogado defensor Jesús Eduardo Govea.

Los años de condena se darán a conocer en una nueva audiencia el próximo lunes y los letrados de Fernández anticiparon que recurrirán al veredicto.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ, fiscalía) de Tamaulipas acusaba a Fernández de estrangular a su mujer y deshacerse del cuerpo abandonándolo en un paraje cercano, en julio del 2017.

Fernández se declaró siempre inocente y la defensa alegaba que no había pruebas contundentes en su contra ni se podían determinar las causas de la muerte de la valenciana, de 34 años.

Madre y hermana de la víctima testificaron el pasado martes en favor del marido y pidieron a las autoridades pruebas más claras para demostrar su culpabilidad.

El abogado denuncia múltiples irregularidades

La audiencia para dictar sentencia comenzó puntual, a las 8.00 hora local (14.00 GMT), en la sala C del Centro Integral de Justicia de Ciudad Victoria, capital del nororiental estado de Tamaulipas, y se alargó durante casi tres horas por las consideraciones del juez.

«La sentencia no es definitiva y adolece de un sinnúmero de irregularidades».

Garrido desapareció el 2 de julio del 2017 cuando viajaba con su marido de regreso a Ciudad Victoria tras pasar unos días en la playa y sus restos fueron hallados a finales de ese mismo mes en un paraje cercano al lugar de la desaparición.

Quince días después del hallazgo de los huesos de Garrido, las pruebas de ADN permitieron identificar a la valenciana.

El caso dio un vuelco cuando la Fiscalía estatal detuvo a Fernández el 29 de agosto de 2017, alegando contradicciones en sus declaraciones.

Tras un año en prisión preventiva, el juicio comenzó el 30 de agosto de 2018.

El proceso sufrió serios reveses tras la renuncia de algunos abogados de la defensa -que alegaron presiones de la Fiscalía- y el asesinato a mano armada de un juez del tribunal y una integrante de la fiscalía en diciembre, que obligó a aplazar el proceso casi un mes.