PD América

El informe de la autopsia practicada al cuerpo del concejal Fernando Albán fue "adulterado", la contundente denuncia la hace el ex coordinador de investigaciones nacionales de la morgue de Bello Monte (Caracas), William Jiménez.

"En el protocolo de autopsia, en el examen de los órganos, se observó agua en los pulmones del concejal", pero el el informe fue adulterado por la directora del servicio, Jaonacelys Cruz, por orden del ministro de Interior de Maduro, general Néstor Reverol.

Jiménez, quien es abogado penalista, adjunto de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Caracas y miembro de la Federación Interamericana de Abogados, amplió su denuncia en la red social Twitter con un video en el que detalla que Jaonacelys Cruz, directora de Anatomía Patológica del Senamec (Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses) realizó la autopsia del edil caraqueño y quien determinó la presencia de agua en los pulmones.

Señaló que ante este hecho, que evidencia que el concejal fue sumergido en un recipiente con agua y aspiró el líquido, el ministro del Interior del régimen, Néstor Reverol, ordenó a Cruz alterar el contenido del dictamen que había sido transcrito al acta.

Ante el temor manifestado por los venezolanos en las redes sociales, por el riesgo que corre la vida de Jiménez al hacer una denuncia de tal magnitud en contra de un regimen totalitario y asesino, el ex coordinador de la Morgue de Bello Monte ha informado que se encuentra "a muchos kilómetros fuera de la esfera de la tiranía, agradezco el apoyo, sus oraciones y solidaridad. Repudio eterno a los tiranos y las tiranías..."

Los familiares no han recibido informe de autopsia, son han recibido el acta de defunsión, y la han señalado como adulterada, ya que refiere como causa de muerte "Traumatismo craneoencefálico severo, shock hipovolémico y traumatismos toracoabdominopélvico cerrado", palabras que describen las características de un cuerpo por caída de altura.

En rueda de prensa, la mañana del miércoles, el fiscal general ilegítimo Tarek William Saab, aseguró que la necropsia legal "reveló que al momento del impacto la víctima se encontraba con vida", para negar así las versiones de que de Albán fuese lanzado desde el piso 10 ya fallecido, ahogado o asfixiado.

El excoordinador de investigaciones de la morgue añadió que "los patólogos presentes en el examen del cadáver del concejal se negaron suscribir el documento alterado".

El certificado de defunción "oficial" que recibió la familia del concejal está suscrito por "Pérez Durán Arnoldo José". La ficha de registro en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) indica que este ciudadano, con cédula de identidad número 15.566.647 ingresó a trabajar en el Senamec el 1 de septiembre de 2018, es decir, es un recién llegado, con apenas un mes de trabajo en la morgue de Bello Monte.

El número del documento de identidad de Pérez Durán lo ubica en el listado de médicos integrales comunitarios (II cohorte) que autorizó el Ministerio de Salud para que le fuese abierta una cuenta bancaria para el cobro de su salario en el Banco Bicentenario.

El exfuncionario de la morgue de Bello Monte aseveró que el "doctor Arnoldo Pérez no participó en la autopsia", no obstante, siguiendo las instrucciones de la directora Jaonacelys Cruz, firmó la certificación.

El abogado defensor del concejal Fernando Albán, Joel García, exige una contraexperticia para determinar la causa de muerte del edil caraqueño y dirigente de Primero Justicia.

El abogado respondió así a declaraciones ofrecidas en rueda de prensa por Tarek William Saab, y solicitó que el cuerpo de Fernando Albán sea examinado por otro patólogo, independiente, técnico, que dé fe que lo que afirma el ilegítimo fiscal es lo que sucedió.