PD América
Zapatero (PSOE), con el chavista Maduro. PD

José Luis Rodríguez Zapatero sigue intentando ocultar los asesinatos políticos de la dictadura venezolana. El expresidente ha rechazado que órganos multilaterales hayan solicitado una investigación imparcial sobre la muerte de Fernando Albán. A su entender, hay que esperar las pesquisas oficiales emanadas de la Fiscalía. Un tiempo fundamental para que desaparezcan evidencias que puedan ser aprovechadas por los forences.

"Todos deberíamos tener la prudencia de esperar a las propias conclusiones -de la Fiscalía de Venezuela- que lógicamente deben tener un sustento objetivo, contrastable y razonable".

Respecto a la petición de una investigación "externa e independiente" que realizó la Unión Europea y la ONU sobre el caso dijo que "lo lógico es que se vaya por el orden natural y se respete el esquema institucional de un país" y que luego "esa investigación sea evaluada en su caso". (Zapatero contra las cuerdas, el PP reprobará ante el Senado su labor por "reforzar al dictador Maduro")

El 9 de octubre, el canciller español, Josep Borrell, convocó al embajador de Venezuela en España, Mario Isea, para pedirle explicaciones por las extrañas circunstancias de la muerte de Albán mientras estaba detenido.

Ahí le transmitió a Isea su "más profunda preocupación" por el fallecimiento "en circunstancias aún no esclarecidas" de Albán mientras se encontraba encarcelado en las dependencias del Sebin por el "atentado" contra Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto.

El ministro instó al Gobierno venezolano a llevar a cabo "una investigación independiente que establezca pronta y verazmente" las causas del fallecimiento de Albán ayer lunes, después de que la Fiscalía venezolana informara de que se había suicidado en el lugar en el que estaba detenido. (Casado se pone del lado de Almagro y critica la “complicidad" de Zapatero con el dictador Maduro)

Por su parte, el diplomático venezolano trasladó a Borrell "no disponer de más información que la suministrada oficialmente hasta ahora", al tiempo que le comunicó que la Fiscalía inició una investigación del caso.

Isea se comprometió "a proporcionar información adicional tan pronto como sea disponible", según el comunicado del Ministerio español de Exteriores.