PD América
George Bush

El pasado 30 de noviembre de 2018, a los 94 años, murió el 41.º presidente de los Estados Unidos, George H.W. Bush, y según reveló el exsecretario de Estado de EE.UU, James Baker al periódico The New York Times, las útlimas palabras del mandatario fueron dirigidas a su hijo.(Muere a los 94 años George H. W. Bush, expresidente de Estados Unidos )

En su casa, en la ciudad de Houston (Texas), rodeado de varios amigos, miembros de su familia, médicos y un sacerdote, así ha sido la escena final de la vida de George H.W. Bush, según reseña el medio. Los últimos días su estado había empeorado, casi no se había levantado de la cama y había dejado de comer. Poco antes de su muerte recibió varias visitas, incluso las de Barack Obama y el propio Baker.

El exsecretario, que era amigo cercano de Bush padre y trabajó en su Administración, llegó a la casa el viernes. El exmandatario lo reconoció y le preguntó de repente:"¿A dónde vamos, Bake?"

"Vamos al cielo", respondió el exresponsable de la diplomacia de EE.UU. "Ahí es donde quiero ir", contestó Bush. Apenas unas horas después, el expresidente falleció.(Las palabras de Donald Trump al recién fallecido George H.W. Bush)

Pero poco tiempo antes del deceso, llamó su hijo mayor, el también exjefe de la Casa Blanca, George W. Bush, que se encontraba en su casa en Dallas. Quería despedirse. Este último le afirmó que había sido un "padre maravilloso" y que lo amaba.

"Yo también te amo", le dijo Bush a su hijo. Esas fueron sus últimas palabras, según Baker.