PD América
300 millones de personas en el mundo sufren depresión, según la OMS

Un grupo de autoayuda te promete arreglar tu vida, si estás deprimidos, tristes, confundidos o sienten que sus vidas no tienen valor alguno ellos tienen una respuesta.

El costo inicial por integrarse al grupo es accesible para distintos sectores económicos, pero en la medida que personas con problemas como soledad o tristeza se hacen codependientes el costo va aumentando o hunde a los asistentes en problemas económicos, además de los problemas que enfrentaban en un principio.

Se trata de las llamadas "sectas de coaching", grupos de autoayuda que están de moda en México.(Coaching, la nueva práctica que necesitas en tu vida)

Un reportaje de la cadena Televisa profundizó en el funcionamiento de estos grupos, considerados por las autoridades como una nueva modalidad de estafa que empieza a crecer en el país.

Estos grupos prometen a las personas ayudarlas a enfrentar sus males psicológicos, dejar vicios, conseguir un mejor trabajo, una pareja o cualquier otra meta que deseen en la vida. Primero empiezan aportando una cantidad significativa para integrarse que puede ser de hasta 6.000 pesos (USD 340).

El método de "enrolamiento" consiste en un proceso de tres pasos llamados descongelar, cambiar y volver a congelar a partir de cuatro pilares: control de la conducta, control de la información, control del pensamiento y control emocional.

"Pero una vez que atraen a sus víctimas, las sectas pueden llegar a convertirse en algo esclavizante y abusivo", señala la televisora luego de resaltar que este tipo de grupos llegaron de otros países como Argentina, donde enfrentan demandas de personas con daños psicológicos y emocionales.

Algunas, con el pretexto de "hacer más fuertes" a sus seguidores, los hacen objeto de insultos y gritos para bajarles el autoestima y hacerlos sentir miserables. Después, los convencen de comprar sus cursos y los obligan a reclutar nuevos miembros y a vender boletos para eventos y rifas.(Mindfulness, coaching, ética asistencial, duelo, mis decisiones...)

Algunos de los cursos consistente en ejercicios violentos que dejan a las personas con lesiones físicas. Como los talleres se realizan en lugares cerrados, sin ventilación, oscuros y húmedos, se crea un ambiente para que los asistentes sean adoctrinados incluso en contra de sus familias.

Después de varias pruebas, algunas obligan al cliente a regalar tres meses de trabajo y a conseguir nuevos reclutas hasta entrar en un círculo vicioso en el que los hacen creer que el grupo de autoayuda es todo lo que les queda.