PD América
Jermar Roberson

Estados Unidos ha colocado detrás de las rejas a Jermar Jerome Roberson, conocido como "el ladrón de iPhones". El delincuente fue condenado por el juez jefe del Distrito Sur de Florida, Michael K.Moore, a 27 años de prisión por dos robos armados. En el último de ellos el acusado le disparó en la cabeza a una mujer.

El joven de 25 años, residente de Fort Lauderdale, previamente se declaró culpable de los cargos en su contra, por lo que fue sentenciado a 324 meses de prisión, seguido de cinco años de libertad supervisada.

En octubre de 2017 Roberson negoció la compra de dos iPhone a través de Internet. Al llegar al punto de encuentro, las víctimas fueron abordadas a punta de pistola por el delincuente.

Pero fue en el segundo encuentro en el que le disparó a una mujer en la parte posterior de la cabeza después de reunirse para comprar el smartphone. La víctima fue Keile Fiorentino, de 33 años, quien se encontraba junto a su pareja, José Peña, de 29.

Ambos habían utilizado la aplicación "Offer Up" para vender un iPhone 8 por 600 dólares. (Apple: Así son y esto cuestan los nuevos iPhone Xs, Xs Max y XR)

El día que se realizaría la operación, la pareja se encontró con Roberson y lo llevaron a una estación de servicio Chevron porque les había dicho que necesitaba retirar dinero de un cajero automático para hacer la compra.

Luego, cuando lo trasladaron a su casa, comenzó a actuar "de forma extraña", señalan los reportes policiales. Al advertir este comportamiento la pareja decidió dar de baja la venta.

En el momento en que se alejaban rápidamente del domicilio, Roberson le disparó por la espalda a Fiorentino. La bala rozó su oreja derecha, sin penetrar el cráneo. Después de ser tratada en un hospital de la zona, se recuperó exitosamente.

Días después de lo sucedido, la policía arrestó a Roberson, a quien pudieron identificar gracias a las imágenes de seguridad de la estación de servicio.

Al momento de su detención, las autoridades encontraron en su habitación un teléfono celular con una llamada al mismo número con el que se contactó a los vendedores de iPhone, una pistola Taurus -calibre .38-, y la misma ropa que el hombre había usado durante el robo.

Junto a Roberson fue condenado Shyann Lee Williams, quien también se había declarado culpable. La Fiscalía le impuso una sentencia de 63 meses de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada. (Apple: las primeras imágenes de los nuevos iPhone XS)

La Fiscalía del Distrito Sur de Florida informó que se programó una audiencia de restitución para ambos acusados ​para el próximo 29 de noviembre de 2018, ante el juez Moore.