PD América

ACLARACIÓN DE LA FAMILIA DE EDUARDO URTAZA REYES: En virtud de que mi hijo Eduardo Urtaza Reyes, se encuentra hospitalizado en estado grave, presentó queja por los siguientes hechos: El día seis del mes en curso en la Avenida Ferrocarril a Cuernavaca cerca de Río San Joaquín, Alcaldía de Miguel Hidalgo, mi hijo Eduardo sufrió un accidente: fue atropellado por un tren y resultó gravemente lesionado. El personal a su mando: policías preventivos y miembros del ERUM intervinieron y su actuación nos llena de indignación, ante lo cual protestamos y nos quejamos porque en modo alguno no correspondió a normas éticas.

Al llegar sin “más” como si fueran empleados de televisa y otros medios y redes sociales, fotografiaron y tomaron fotografías y videos de mi hijo mientras lo interrogaban y el se encontraba en estado de shock en el piso. Haciendo mal uso de este material y datos obtenidos por razón de su trabajo. Y más aún abusando de su cargo enviaron el material fotográfico y de video a los medios y a las redes sociales inventando una versión falsa y morbosa del hecho.

Además lo llevaron en contra de mi voluntad al hospital Rubén Leñero haciendo que se perdiera tiempo precioso en la atención especializada que él requería, y al no detener la hemorragia pusieron en peligro de muerte a mi hijo porque perdió mucha sangre. Al tomar ese material Fotográfico y de video, el cual no encuentro en donde se les faculta para hacerlo, violaron sus derechos humanos y sus derechos como víctima. Como si un accidente fuera un espectáculo publicitario y no una desgracia. Por lo anterior nos reservamos el derecho a iniciar las acciones legales procedentes en contra de estos elementos y a esta secretaria. Usted comprenderá que esto está causando un grave daño moral a mi hijo, a mi familia y a mi, debido a las críticas, burlas y demás que expresan en los medios y redes sociales de todo el mundo.

Ejemplo de ello es que el día de hoy la falsa noticia se publicó en , con esta falsa versión de sus agentes. Ningún funcionado decente, con conocimiento de los protocolos, leyes, normas, reglamentos, tratados internacionales y capacitación profesional, en ningún lugar del mundo hubiera actuado con este dolo, premeditación, y ventaja afectando a quien debieron de resguardar y proteger su integridad física, psicológica y moral. Mi hijo es un excelente joven, es muy sano, es una de las personas con más conocimiento acerca de trenes y aviones en México, es una persona de bien y muy talentoso.

Estaba tomando fotos para sus trabajos finales y la cámara se encontraba en su mochila. Además es una persona íntegra que reconoció que fue un accidente y no afectó inocentes por dinero. No toma selfies, eso es de aficionados. Por lo anteriormente expuesto, le solicito se inicie una investigación de estos hechos. Además hago responsable a esta Secretaria de nuestra integridad física y al daño o robo de nuestros bienes.

Las imprudencias se pagan muy caras y este es un claro ejemplo. Un estudiante de fotografía intentó tomar una "selfie" de alto riesgo al subirse a un tren en movimiento. Pero en lugar de ganar una buena toma acabó perdiendo sus pies, según infobae.

Este fin de semana, el joven decidió caminar por las vías que corren por la alcaldía de Miguel Hidalgo, cuando a lo lejos se dio cuenta de que el tren se acercaba: era el momento de una buena foto.

Según informa la policía, el chico esperó a que el tren pasara, como iba muy lento, se le ocurrió subir por una escalera del vagón.

Una vez sobre el tren comenzó a tomar fotos, hasta que supuestamente intentó tomarse una "selfie", perdió el equilibrio y resbaló.

Después de caer quedó tendido a un costado del tren de carga, sus piernas quedaron bajo el pesado tren y las ruedas le cortaron las dos extremidades a la altura de la espinilla.

Varios agentes de policía de la Secretaría de Seguridad Pública local, que se encontraban cerca del lugar, acudieran en su auxilio. Después llegaron unidades de rescate y paramédicos, que lo atendieron en el sitio para trasladarlo luego a un hospital.

Unas 259 personas han fallecido en todo el mundo por accidentes al querer tomarse una "selfie", según estudios realizados por la Biblioteca Nacional de Medicina en Estados Unidos