PD América

En estos días las redes sociales pueden magnificar cualquier efecto social, Bird Box (A ciegas), la película protagonizada por Sandra Bullock, marcó un récord para Netflix, su productora y única distribuidora: más de 45 millones de cuentas la vieron en una semana.

Tal nivel de éxito ha repercutido desatando el llamado #BirdBoxChallenge, basado en el thriller de terror post apocalíptico que para muchos representa una clara alegoría de las redes sociales como peligrosos monstruos.

El desafío consiste en andar, como el personaje de Malorie (Bullock), con una venda en los ojos. Y subir fotos y videos de la hazaña: gente llevándose cosas por delante, tropezando y cayéndose, paseando perros que también llevan los ojos vendados.

La película realizada exclusivamente para streaming (no pasó ni pasará por salas de cine) cuenta la irrupción de un extraño mal, que se contagia al mirarlo: una entidad misteriosa que cobra la forma de los temores más profundos de cada persona y las lleva al suicidio de inmediato. Malorie y sus dos hijos pequeños, a los que sólo llama Niño y Niña, atraviesan bosques y navegan un río para encontrar el único lugar en la Tierra donde refugiarse. Y para que el monstruo no los alcance, lo hacen con los ojos vendados.

 

 


 

"No puedo creer que tenga que decirlo, pero por favor no se lastimen con este desafío Bird Box", tuiteó Netflix desde su cuenta oficial. "No sabemos cómo empezó esto, y valoramos el afecto, pero el Niño y la Niña sólo tienen un deseo para el 2019 y es que ustedes no terminen en el hospital por los memes".

Los que realizan el desafío Bird Box se han mostrado en ascensores, en espacios verdes y hasta manejando automóviles. En uno, un padre juega con sus dos hijos, y el más pequeño se estrella contra una pared: