PD América

Los hechos sucedieron este sábado 19 de enero de 2018 en pleno centro de Ibarra, Ecuador. (Colombia: Detienen al líder de una banda de sicarios por el rastro de una exmodelo y un policía asesinado).

Todo comenzó por una discusión en un local de comidas, cuando un hombre venezolano amenzaba con un cuchillo contra la vida de su pareja, que minutos mas tarde se daría a conocer que estaba embarazada.(Así fue el brutal asesinato que destrozó a la 'familia perfecta': alcohol, sospechas sexuales y mucha sangre)

Los transeúntes aturdidos ante el impactante momento realizaron el llamado de emergencia a la Policía Nacional, que no ejercieron la fuerza letal aunque el sujeto mantenía amenazada a la chica con el cuchillo en el cuello.

El grito de “lárguense, no me sigan” se escuchaba tan fuerte que lo único que hizo fue que de a poco los curiosos salieran de sus casas y siguieran los detalles del suceso.(Fallece una mujer tras ser apuñalada por su expareja)

Todo esto ocurrió a lo largo de la calle Pedro Rodríguez, luego tomaron la Luis Cabezas Borja, hasta que en la intersección de la Pedro Moncayo, miembros de la Policía Nacional intervinieron. Lamentablemente la chica recibió tres puñaladas en el tórax, que comprometieron sus órganos vitales.

Los presentes agredieron a patadas al sujeto que previamente ya había sido desarmado por un miembro de la Policía Nacional, quienes requirieron el uso de gas lacrimógeno para que idignación de la gente no terminara con la vida de esta persona.(Asesinato en la cena de Navidad de Citröen: Apuñala 28 veces a su ex novia)

El agresor fue trasladado en el Comando de la Subzona Imbabura No. 10 con el fin de precautelar su integridad física.

La mujer respondía a los nombres de Diana Carolina Ramirez Reyes.(Brutal asesinato junto a Madrid: cosen a puñaladas a esta chica cuando paseaba a sus perros)

También se informó que un policía resultó herido en la operación.

La ministra del Interior, María Paula Romo, calificó el hecho como un “horror inaceptable”. Según ella, “la muerte de Diana debió ser evitada con el uso de la fuerza por parte de la Policía Nacional”. Una opinión que comparten miles de ecuatorianos que se manifestaron este domingo en Quito y continuarán protestando este lunes en varias ciudades ecuatorianas.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, manifestó su indignación con el crimen y confirmó que tomará medidas al respecto. “Les hemos abierto las puertas (a los inmigrantes), pero no sacrificaremos la seguridad de nadie”, detalla en un comunicado titulado “¡Todos somos Diana!”.