PD América
Jelica S.

Una madre que mató a sus gemelos recién nacidos y escondió sus cuerpos en un oso de peluche y en una canasta de lavandería fue sentenciada por un tribunal en Suiza a 1 año de cárcel y 22 meses de libertad condicional. (Un miembro del jurado que declaró culpable a de triple asesinato a Pablo Ibar se retracta)

En diciembre de 2015, la hoy convicta - identificada como Jelica S. de 23 años - se encontraba en la vivienda que compartía con su madre y hermana cuando le empezaron las contracciones con siete meses de embarazo. (Feminicidio en Ecuador: lo que se sabe del asesinato de una mujer embarazada que conmociona al país)

La mujer de origen serbio, que se había separado del padre de los bebés, se metió al baño con una computadora con la intención de manejar el alumbramiento.


Según reseñan medios internacionales esta semana, la joven habría dicho a las autoridades que no sabía cómo nacía un niño.

"Hoy no recuerdo cómo lo hice. Sólo recuerdo haber estado tumbada en la bañera y buscar en internet qué hacer", fueron las declaraciones de la mujer.

Luego de dar la luz, Jelica S llevó a uno de los infantes al sótano de la vivienda y lo golpeó contra una pared antes de lanzarlo al suelo.

Seguidamente, la madre envolvio al bebé -con múltiples fracturas de cráneo y lesión cerebral- en una camiseta de Mickey Mouse y lo escondió dentro de un oso de peluche. "Lo puse allí. No sé qué pasó en mi cabeza", dijo la mujer.

Unas 30 horas después, la serbia parió al segundo bebé, también en el baño, pero éste nació muerto.


La acusada envolvió el cadáver en una toalla y lo escondió en una canasta de lavandería en la cocina.

Cuando su madre llegó a la casa vio a su hija que yacía en el suelo llena de sangre. Si la fémina hubiese acudido luego del primer parto al hospital, el gemelo podía haber sobrevivido.

Jelica S., residente en Lucerne, fue hallada culpable de matar deliberadamente al primer bebé mientras que por la muerte del segundo se estableció negligencia.