PD América

"Ella era mi mujer porque yo vivía con ella. Hice como si la iba a llevar a la casa... Me dijo que íbamos a dejar las cosas hasta ahí, le dije que era malagradecida porque deje a mi familia con quien tuve 25 años".

Es parte de la confesión de William Acosta (45), supervisor jefe de la Policia Nacional Bolivariana chavista (PNB), quien asesinó a su mujer y al amante de esta el pasado 11 de abril de 2019.

El asesino confeso se encontraba adscrito a la Estación Taborda de Tránsito, ubicada en Puerto Cabello, Venezuela.

Todo comenzó porque pudo leer unos mensajes en el móvil de su expareja, Carla Méndez (28) quien trabajaba para el servicio de Tránsito en la Universidad de Carabobo (UC).

Su confesión quedó registrada en un vídeo grabado en el mismo Hospital donde se recupera de las heridas de bala que recibió tras los hechos donde murió también el amante de la oficial llamado Luis Eduardo Chacón Vaca (30).

La escondí más adentro para que me diera tiempo de hacer lo que iba hacer, yo tenía pensado hacer lo que hice hoy, tenía la sospecha, había tenido unos cambios muy drásticos, evidentes.

Explicó como hizo para dar con el amante de su pareja, que después de asesinarla tomó el celular de ella y se lo llevó. "Monté unas fotos por el Whatsapp de nosotros, enseguida el chamo respondió (Chacón Vaca). Se molestó y mandó diciendo: coño como vas a poner una foto de ese diablo, háblame claro, por fin que vamos hacer, para yo saber y abstenerme".

Le seguí la corriente respondiendo desde el celular de ella, y le envié mensajes cursis, amor, papi y así... y el respondiendo. Ahí tomé la decisión, llegué a la formación, ya tenía marcado al chamo. Le di un tiro en la cabeza.

Acosta aclaró que su intención también era matar al comandante de la PNB, pero no porque tuviera algo con su mujer, sino porque no aceptó cambiarla de comando cuando el se lo pidió. "El comandante salió corriendo. Le pedí que me cambiará a carla de la comandancia, y no quiso, eso a mí me molestó, por eso fui contra él, no porque también estuviese con ella. El me dijo que la cambiaba si ella se lo pedía, no porque yo quería", explicó.

Aseveró que de haber otros heridos no son del. "No le disparé a más nadie, fui en contra de Baudillo (comandante), si hay otros heridos no fui yo, sí me los quieren arrecostar ya el problema está".

"Yo quería que me mataran, trate de accionar la pistola yo mismo pero no funcionó, yo también me quería morir", enfatizó desde la cama de un Hospital donde esta recluido y sin mostrar ningún tipo de remordimiento.