PD América
Jorge Murrieta y Brenda Acuña.

Las perversión sexual de una pareja de Arizona (EEUU) les llevó a la cárcel, después de que ambos decidieran someter sexualmente a un jornalero que habían contratado en un Home Depot. (Militares mexicanos asesinan a su compañera por negarse a tener sexo)

Brenda Acuña, de 39 años, y Jorge Murrieta, de 45, fueron acusados de ataque sexual, ataque agravado y grabar ilegalmente a una persona. De acuerdo con el reporte policial, la mujer había contratado al jornalero para que le ayudara a su esposo a mover objetos en su casa. ( Mujer acosaba y tenía sexo con los novios de sus hijas adolescentes)

Al llegar a la vivienda, la mujer comenzó a tener avances con el trabajador y en algún momento le confesó que su fantasía sexual era acostarse con un jornalero. Acuña le pidió tener relaciones, pero el hombre se negó. En ese momento apareció Murrieta con un rifle y le dijo a la víctima que le iba a disparar si no accedía a tener relaciones sexuales.

El hombre tuvo sexo con Acuña, en diferentes posiciones, mientras Murrieta grababa y tomaba fotos. Una vez concluidos los actos le pidieron al trabajador que les diera el teléfono de su esposa con la idea de chantajearlo con las imágenes. También lo obligaron a que les diera su "visa mexicana" y su licencia de conducir de Sonora.

La pareja llevó al hombre de vuelta al Home Depot de Phoenix, pero horas más tarde le pidieron que volviera a la casa o de lo contrario enviarían las imágenes a la esposa. El sujeto optó por denunciar el hecho y dejó que las fotos llegaran al WhatsApp de su pareja.

La Policía consiguió la autorización para hacer una pesquisa en la casa de la pareja. Tanto Acuña como Murrieta confesaron sus acciones y dijeron que hicieron lo mismo con otros cuatro hombres en el pasado.