PD América
El verdugo chavista Diosdado Cabello. EP

Estados Unidos está convencido en su capacidad de sacar a la dictadura chavista del poder en Venezuela. Para lograrlo, están haciendo presión en la gran 'cola de paja' de los líderes socialistas: Sus vínculos con el narcotráfico. Unos esfuerzos que acaban que llevaron, por ejemplo, a la detención de los 'narcosobrinos' de Nicolás Maduro y que, ahora, están colocando contra las cuerdas a Diosdado Cabello. (Vídeo: El chavista Diosdado Cabello entrega armas de guerra y entrena a los colectivos asesinos)

La Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) tiene en sus manos a Juan Carlos López Serven, antiguo escolta del dirigente chavista Diosdado Cabello. Así lo ha asegurado el director de La Patilla, Alberto Federico Ravell. Es importante recordar que López, quien trabajó durante 12 años bajo las órdenes de Diosdado, habría salido de Venezuela en los primeros días de abril. (El épico 'zasca' con el que humillaron al chavista Diosdado Cabello)

A través de un tweet ha asegurado que: "Atención Diosdado: Juan Carlos López, tu ex hombre de confianza y ex escolta, ya se encuentra en NY custodiado por la DEA. Te conoce de cabo a rabo".

 


 

Hace un par de semanas se conoció que Juan Carlos López Serven explicaba cómo funciona el tráfico de la droga en el territorio de Venezuela, así como los sistemas de control que existen y los implicados. En este sentido, ha demostrado que cuenta con una gran cantidad de información útil para emprender una acción en contra de uno de los hombres más fuertes del chavismo.

Sin control mediático

Alberto Federico Ravell, quien ha informado sobre la detención de la DEA, también es el protagonista de otra estocada contra Diosdado Cabello. El director de La Patilla, y quien también fue fundador de canales de televisión como Televen o Globovisión, ha sido nombrado el director del Centro de Comunicación Nacional, que ha creado la Asamblea Nacional de Juan Guaidó.

En su programa de televisión, Cabello ha asegurado que "son unos pillos". "Lo único que le pidió a Carmona en el 2002 fue que le entregara Conatel. Muy bueno que debe ser el aporte del joven Alberto Ravell", expresó con desdén.

Más temprano, Alberto Ravell aseguró en su cuenta oficial de Twitter que se siente “honrado de dirigir el Centro Nacional de Comunicaciones. Asumo esta responsabilidad ad honorem y con el compromiso de lograr una Venezuela libre y próspera”.