PD América
Elisa Juárez García

"Bella, afectuosa, auténtica, soñadora, amante de la literatura, la poesía y toda expresión de arte", así fue definida la modelo y participante de un concurso de belleza mexicano, Elisa Juárez García, que murió a los 19 años por un derrame cerebral pero que con su última voluntad dejó un poco de su esencia en este mundo y dio una nueva oportunidad de vida a cinco personas más. (Mathilde: La hijastra de Salma Hayek rechaza ser modelo para seguir una pasión salvaje)

Originaria de Baja California Sur (EEUU), la joven nació en 1999 y siempre destacó por su ideología humanista, por ser defensora de los derechos humanos, su altruismo, solidaridad y por el amor hacia sus seres queridos, pero en especial hacia sus gatos y lagartija. (Elysia, la modelo cachonda, revela el secreto que mejoró su vida sexual)

En 2017 ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de su estado natal donde estudió la Licenciatura de Lengua y Literatura; ese mismo año se convirtió de una de las participantes del certamen de Belleza Mexicana Universal de la misma entidad, donde demostró una de sus grandes pasiones: el modelaje.

Elisa no tuvo tanta suerte en el concurso de belleza, pero le sirvió de plataforma ya que en julio del 2018 se unió a la agencia de modelaje Visage Model Management, dirigida por Ignacio Arévalo, quien ha estado en el comité organizador del Nuestra Belleza Baja California Sur por 21 años, aunque su trayectoria en el mundo de la moda, la belleza y el show business es de 30 años.

Todo iba bien para Elisa hasta que un derrame cerebral fulminante eclipsó su vida. El pasado 11 de abril Visage Model Management confirmó la triste noticia, que primero circuló por redes sociales, sobre la joven de apenas 19 años: "Por respeto a ella y a sus padres, y por lo delicado de esta situación por las decisiones tan difíciles que esto conlleva, nos abstenemos de oficializar su deceso hasta que así nos lo informen sus padres", escribieron en Facebook.

Cuatro días más tarde, sus padres decidieron cumplir su última voluntad, que era donar sus órganos.



"En medio de lágrimas y gratitud, Elisa fue despedida con aplausos en una caravana donde familiares, amigos, médicos y personal del IMSS, reconocieron y apoyaron su decisión de salvar vidas", dijo el Instituto Mexicano del Seguro Social en un comunicado en el que también informó que la joven donó su hígado, dos riñones y dos córneas a pacientes que estaban en lista de espera.

"La paciente fue diagnosticada con hemorragia cerebral severa quien a pesar de los esfuerzos médicos no logró recuperarse. Fue entonces que los padres dieron un gran paso y tomaron la decisión de honrar el deseo de su hija de ser donadora voluntaria y ayudar a otros a vivir mejor", agregó.

El organismo sanitario indicó que los riñones de Elisa fueron trasplantados con éxito a dos pacientes con Insuficiencia Renal Crónica Terminal; las córneas a dos pacientes que sufrían ceguera visual, y el hígado fue trasplantado en la Ciudad de México.

La agencia Visage Model Management publicó un video de despedida para Elisa, el cual fue acompañado por el mensaje "Hoy es un día muy triste para todos quienes formamos parte de la gran #FamiliaVisage, el día de hoy nace una estrella más en nuestro firmamento, que continuará brillando intensamente hasta la eternidad".

"Y llegó la hora, ¡hasta siempre bonita!; hoy tienes tus propias alas, seguramente más hermosas que las de Victoria´s Secret. Las memorias de tus abrazos, tus palabras y tu sonrisa sincera quedan por siempre en nuestros corazones", finalizó la institución de modelaje.