PD América
Sabrina Sabrok tg

La actriz porno argentina Sabrina Sabrok ha decidido expandir sus horizontes y ya prepara un libro biográfico donde revelará varios de sus más íntimos secretos, así como el contacto que ha tenido con integrantes del crimen organizado. (¡Impactante!: Así lucía la porno Sabrina Sabrok antes de operarse toda)

Aunque no pudo relatar todos los detalles, la modelo recordó cómo se dieron las circunstancias para haber estado frente a frente con los hijos del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, además de líderes de Los Zetas y La Familia Michoacana. ( "Con un buen par": Sabrina Sabrok preguntó a Elon Musk si sus tetas pueden ir al espacio)

"En una ocasión me tocó ir a Sinaloa, y en mi show me topé con uno de los hijos del Chapo, me tomé fotos y estuve conviviendo con él. Pero obviamente la gente que contrató también era del Cártel. Toda la gente que me contrataba en esa zona, que es donde más hice shows en México, siempre me contrataron ellos", dijo en entrevista con Infobae México.


 

"En 2012 también en un table dance otro de los hijos del Chapo cayó al lugar. No me da miedo porque en ese sentido, platiqué con ellos, me dijeron que eran mis fans, que les gustaba mi show sadomasoquista por mi forma de ser, y no me dio miedo, más que nada porque yo no sabía cómo estaba la onda", confesó la argentina.

La actriz porno argentina que se operó para tener el trasero más grande del mundo, dijo que además del Cártel de Sinaloa, la han contratado Los Zetas.

"He ido a fiestas de Los Zetas, y siempre llevaba mi banda de rock, íbamos a tocar, pero siempre querían mi show sadomasoquista. Les gustaba que yo subiera alguien en el escenario y les hiciera de todo, que los amarrara. Una vez subí a un chavo que me dijeron que era nuevo con ellos y lo traté como un esclavo, le pegué, lo amarré, le metí cosas... Ellos se reían mucho y les gustaba que una mujer le hiciera cosas así al chavo".


 

Sabrina no teme que se le relacione con grupos delictivos, pues solo la contrataban para hacer su espectáculo sadomasoquista, y cree que así como a ella, "deben contratar a muchos otros artistas".

Sin embargo, Sabrok está consciente de que sus presentaciones son únicas en México. "Casi no hay shows tan fuertes, tan extremos, sadomasoquistas, de hacer cosas como pisarles los genitales, meterles cosas, hacerles cosas extremas".

Haber estado en contacto con integrantes de cárteles del narcotráfico le trajo enseñanzas a Sabrina:

"Es gente muy respetuosa, yo ni sabía y me trataban bien. Nunca tuve algo malo, me pareció gente normal, obviamente se les debe respeto también porque son gente con mucho poder, y yo como extranjera no tenía idea, la gente que estaba conmigo se espantaba y me preguntaban que cómo era yo así con ellos, pero la verdad me dieron trabajo y tengo que agradecerles. Me acostumbré y no me da miedo, aprendí muchas cosas de la vida, a respetar a la gente, lo que hace cada uno, yo respeto".


 

De la mano de la reconocida comunicadora mexicana Fernanda Tapia, la cantante argentina prepara un libro donde contará a detalle sus encuentros con los hijos de El Chapo, además de sus vivencias con empresarios y figuras públicas mundiales que la quisieron hundir y hacerle la vida imposible.