Alfonso Rojo

Alfonso Rojo (Ponferrada 1951), fundador, director y principal accionista de Periodista Digital, es licenciado en Derecho y en Ciencias de la Información. Inició su carrera en 1976, como fotógrafo de Diario 16, formó parte del equipo fundacional de El Mundo y hasta optar definitivamente por el periodismo en Internet, trabajó como enviado especial, corresponsal en el extranjero y reportero de guerra. Es autor de 11 libros.

Pan, Amor y Fantasía

Lo que más me ha asombrado es el respaldo cosechado por ‘Il Cavaliere’. Que tras dos décadas de escándalos, después de ser expulsado del poder por la UE porque llevaba el país a la quiebra, acosado por procesos judiciales, el desacreditado Berlusconi, haya conseguido que la cuarta parte de los electores italianos crean en él, es asombroso. Máxime si se tiene en cuenta que sus votantes no

El vértigo italiano

Italia da vértigo. En está ocasión está en juego mucho más que el reparto de escaños, la ocupación de ministerios y el color del gobierno. A dos semanas escasas de las elecciones, el 18% de la ciudadanía aún no sabe a quién votar y el 21% admite que podría cambiar de idea. El centroizquierda de Pier Luigi Bersani, que arrancó con todo a favor, va primero en las encuestas con un 34% de los

El primo de Mickey Mouse

Si algo queda claro en este embrollo es que no tenemos futuro como videntes. Tampoco parece que puedan ganarse la vida adivinando el porvenir los expertos de nuestros servicios secretos. No se trata de buscar un chivo expiatorio, pero conviene recordar que en diciembre de 2011, cuando Kim Jong-un heredó el trono en la comunista Corea del Norte tras la muerte de su padre, aquí todo el mundo vaticinó

La Bestia Esnifante

A lo largo de las cuatro décadas que llevo dedicado a esto tan apasionante, divertido e ingrato que es el periodismo, he visto cosas horribles. Ejecuciones con pelotón de fusilamiento, mutilaciones ‘legales’, niños reventados por las bombas y toda esa panoplia de espantos que traen consigo la guerra y la estupidez humana. Pero nunca, ni desde la placidez relativa de la redacción, he querido

“Give me your tired…”

La inscripción está en el pedestal de la Estatua de la Libertad desde hace más de un siglo: "Give me your tired, your poor, your huddled masses yearning to breathe free…” No hay turista que recale en Nueva York y no se pare a leerla con devoción, antes de visitar Ellis Island, que entre 1892 y 1954 fue la puerta de entrada en Estados Unidos para más de 12 millones de emigrantes. Recordando

Las Mil Tribus de Israel

Es chocante, pero en los casi 65 años de historia que tiene el moderno Estado de Israel, ningún partido político ha logrado jamás la mayoría absoluta. Ni lo consiguió el Partido Laborista de Eshkol y Golda Meir, tras la deslumbrante victoria en la Guerra de los Seis Días en 1967. Tampoco el Likud de Beguin y Shamir después del esperanzador tratado de paz con Egipto en 1979. Una enorme parte

“Allons enfants de la Patrie”

Confieso que los franceses siempre me han producido un poco de envidia. Quede claro que no se trata de quesos o ‘haute couture’. Ni siquiera de la hermosura de París. Lo que despierta pelusa en mi afligido corazón es que no tienen complejos, sobre todo cuando se trata de la Patria –con mayúsculas- y lo que eso conlleva. Hace cinco días, el intento de rescate de un agente de los servicios

Votos y botas

La frase es tremenda y la escuché muchas veces hace un par de décadas largas, cuando reporteaba por América Latina en los años de las guerrillas y la Iglesia de la Liberación: “Los cholos siempre ponen a un blanco, los blancos siempre ponen a un cholo”. Lo que pretendían decirte es que la plebe -sobre todo los mestizos, porque los indios apenas contaban en aquellos días- votaba por un civil

Al borde del abismo

Les confieso que en esto de los impuestos, tengo el corazón ‘partío’. Desde el punto de vista teórico, coincido con quienes sostienen que no hay declaración de patriotismo más reveladora que la declaración de la renta. En el plano práctico, siendo además de humilde periodista atribulado empresario, rara es la mañana que no me levanto convencido de que quien mejor puede gastarse mi dinero,

Berlusconi: El pan y la prima de riesgo

Lo de Silvio Berlusconi no hay por donde cogerlo. Habla y sube el pan. Literalmente, porque ha bastado que apareciera en su televisión diciendo que la prima de riesgo "es una estafa" y que "no importa a nadie", para que el maldito diferencial se disparara hacia arriba. Y no sólo en la Italia de sus desdichas, sino también en esta España nuestra que, nos guste o no, va de la mano del país transalpino

El gran escalofrío

Las llamaban "las bombas sin voz". Cuando caían al suelo no había explosión, ni metralla o llamaradas. Tan sólo el estremecedor siseo del gas y un olor raro... como a ajo. Al amanecer del 16 de marzo de 1988, aviones de la Fuerza Aérea iraquí atacaron Halabja, en las montañas del norte del país. El bombardeo sobre la aldea kurda duró seis minutos. Cuando se extinguió el rugido de los motores,

La naturaleza del escorpión

Hay quien atribuye la fábula al griego Esopo y de lo que no cabe duda alguna es que si era válida 600 años antes de Cristo, lo sigue siendo ahora, cuatro décadas después de que los astronautas pisaran la Luna y cuando hasta el más desventurado tiene teléfono móvil. En la historieta, un escorpión le pide a una rana que le ayude a cruzar el río, prometiéndole no hacerle daño alguno. El batracio

Gaza: el momento de parar

Creo que el fracaso reiterado de muchos de los medios de comunicación españoles y de buena parte de la comunidad internacional, a la hora de distinguir entre la violencia de los militares israelíes y el terrorismo de Hamas, no sólo estimula a los fanáticos sino que erosiona toda posibilidad de paz en Oriente Próximo. Creo también que Israel se equivoca prolongando sus ataques sobre Gaza. Los

Los cuernos y la guerra

Lo que más estupefacto me ha dejado no es que el general Petraeus haya tenido que dejar su cargo como director de la CIA, cuando se ha filtrado que mantenía una tórrida relación extramatrimonial con su biógrafa, sino que algún periodista español haya escrito que “se inicia avalando asesinatos legales y se acaba poniendo cuernos”. Nuestro moralista colega hace referencia a la ejecución de

La vida de Obama

En circunstancias como estas y es la decimoquinta vez en mi vida que asisto expectante a unas elecciones presidenciales –tres de ellas in situ-, me acuerdo de los Monty Python. En concreto de esa desternillante escena de ‘La vida de Brian’ y en la que unos desaparrados se preguntan qué han hecho por ellos los romanos y nos enteramos de que apenas nada, exceptuando los acueductos, el alcantarillado,

El germen del mal

Con los grandes principios ocurre como con las bellas palabras. No matan, pero pueden conducir a la muerte. Piensen en algo tan venerado como el «derecho de autodeterminación». Ahora, con el revuelo catalán como telón de fondo, se escucha mucho de que que los «pueblos» tienen derecho a un estado. Lo repiten los demócratas de nuevo cuño, sobre todo los que han descubierto las virtudes de lo

Turbado por el turbante

¿Pero qué broma es esta? Enchufas el televisor, enciendes la radio o abres un periódico y te encuentras, a diestro y siniestro, con empalagosas crónicas sobre el «talento inversor» del emir Hamd Bin Jalifa al Thani y el «glamour» de su enturbantada jequesa. No ha habido medio de comunicación español que no haya hecho suya esa solemne memez de que la primera dama de Qatar, «además de ser

Cuesta abajo y sin frenos

Vamos cuesta abajo y sin frenos. Lo sufrimos cada vez que se reunen los capitostes de la UE, la ONU o el G-20. Son incapaces de liderar nada. Lo comprobamos cada vez que se pone sobre el tapete la guerra de Afganistán y lo sentimos a diario, cuando escuchamos las bobadas que sueltan nuestros dirigentes o tenemos que lidiar con piratas de medio pelo. Tal como evolucionan las cosas, en unos años, China

Y todo a media luz

A mi me hace pensar en el tango. En aquel de “y todo a media luz, que es un brujo el amor”, porque lo que más vívidamente quedó grabado de aquel gran apagón de 1965 en mi lascivo cerebro estudiantil, cuando ocho estados de la Costa Este de EEUU quedaron a oscuras durante 14 horas, es que a los nueve meses exactos se duplicaron los nacimientos en los hospitales de Nueva York. En otras palabras:

La tiranía con sangre entra

Lo desolador es comprobar que la represión funciona. Si Pinochet no hubiera tenido la ocurrencia de convocar un referéndum, para preguntar a los chilenos si querían que siguiera en el cargo, probablemente no habría que tenido soportar un brumoso invierno en Londres y jamás se habría sentado en un banquillo. Y fueron la edad y los achaques, no las protestas o la resistencia de los cubanos, lo

Cuerpo a tierra, barriga al suelo y apretar el culo

Es un sabor amargo, pegado al paladar y hecho de una pizca de rabia, algo de tristeza y toneladas de decepción. Lo he sentido bastantes veces en la vida pero ninguna tan intensamente como ahora, quizá porque empiezan a pesarme los kilos, las canas y las cosas. La primera ocasión que recuerdo con nitidez fue hace justo tres décadas, en Nicaragua, cuando descubrí estupefacto que aquellos sandinistas

Asalto a la panadería

La revolución de los hambrientos suele terminar en la panadería de la esquina. No se quien fue el cínico que acuñó la frase, pero desgraciadamente se ajusta bastante a la realidad. No son la miseria, la desigualdad social y las ansias de libertad de la gente lo que acaba con los tiranos. Si fuera sí, un tarado como Robert Mugabe, que ha destruido la economía de Zimbabue y tortura sin remilgos

Durmiendo con la fiera

Una de las razones que explican la proclividad musulmana de la izquierda europea –tanto la caviar como la del puño cerrado-, es que percibe el islamismo como una fuerza antisistema y por tanto como un engorro para Estados Unidos. Sólo con ese telón de fondo se puede entender que periódicamente bandadas de mujeres de la farándula, cuyas costumbres, hábitos, biografías y legítimas libertades

Abducidos por los marcianos

Las cosas son mucho mejores ahora de lo que lo han sido nunca en el planeta. Para darse cuenta, basta recordar como eran los meaderos de las gasolineras, las huchas del Domund o las visitas al dentista, cuando todavía no creíamos que era imposible sobrevivir sin teléfono móvil en el bolsillo. El actual es el mejor momento de la historia y nosotros, como occidentales, estamos en el lugar ideal para

A por ellos

El camino más directo para convertir un problema en una catástrofe es negar su existencia. O mirar para otro lado, esperando que se resuelva solo. Eso sigue pasando con el terrorismo islámico. El que no haya habido en España atentados sangrientos desde el 11-M, ha hecho pensar a gran parte de la ciudadanía que la masacre no puede repetirse. A eso se suma el convencimiento, estimulado desde bastantes

Tragarse el sapo

Imaginen que el protagonista fuera un progre de buen corazón y escasa cabeza, en lugar de un chaval de derechas, tan sobrado de buenas intenciones como falto de sensatez. Y que el escenario, en lugar de ser la Cuba de Castro, fuera el Chile de Pinochet. La que estarían montando a estas horas artistas de la ‘zeja’, ‘perrofluatas’, sindicalistas y aficionados a las acampada callejera, sería

Un fantasma recorre Europa: La germanofobia

Como relaciones publicas nunca han sido muy hábiles. Prueba de ello es que la inmensa mayoría de la gente vive convencida de que Hitler era alemán y Beethoven austríaco y fue al revés. Bromas aparte, si lideran, se les acusa de soñar a escondidas con dominar Europa y si se niegan a hacerlo, que es lo habitual, se les tilda de no pensar más que su mezquino interés. En relación a la crisis del

El Gorila Rojo se encarama al árbol

Para millones de venezolanos, para los que llevan 14 años tragándose cada domingo sus vociferantes homilías en ‘Aló, Presidente’ y sufriendo la rampante criminalidad y su desastrosa gestión, el mensaje es estremecedor e ilusionante. Estremecedor porque hace prever que este domingo, si el recuento de votos no le favorece, Hugo Chávez desatará el caos en Venezuela, sacará a las calles a sus

Atraco a las tres

​Yo, que tanto despotriqué contra la Alianza de Civilizaciones, empiezo a sopesar la conveniencia de revitalizar la marchita ocurrencia de Zapatero. No para impulsar la entrada de Turquía en la Unión Europea, que bastantes problemas tiene ya con sus finanzas, como para ponerse ahora a integrar a 80 millones de musulmanes. Tampoco para dar aire a la mal llamada 'primavera árabe', que se ha

Diez historias de horror

No se inquieten. En esto, Baltasar Garzón ni está ni se le espera. El juez, que anda en ‘proyectos humanitarios’ por América Latina no emitirá una orden de busca y captura internacional contra los dirigentes de las FARC. Ni siquiera instará al Tribunal de la Haya a que siente en el banquillo a Hugo Chávez, por su complicidad con los narcoterroristas colombianos. Tampoco dirán ni mus muchos

Para echarse a llorar

No se si han caído en la cuenta de que estamos aplaudiendo a los ladrones. De que a la hora de la verdad, cuando estábamos con el agua al cuello, nos hemos agarrado como a un clavo ardiendo a los mismos que manipularon las cuentas públicas, engañaron a la Unión Europea y contribuyeron a meternos en este berenjenal. La alternativa, por juvenil y desenfado que sea Tsipras, el lider de Syriza, era

Ni el día ni la hora

No hace falta ser un fino analista internacional, para concluir que la sangrienta peripecia de Bachar al Asad acabará muy mal. No sabemos ni el día ni la hora, porque este tipo de déspotas se agarra al trono como ‘guacamayo a la percha’, pero podemos predecir el resultado. La bella Asma y los tres niños encontrarán refugio en algún opulento emirato petrolero o quizá en Londres, porque ella

Un ‘legítima’ metida de pata

La metida de pata es antológica. Son los riesgos que entraña la mezcla de la televisión en directo y el lenguaje emperifollado. El senador Akin podía haber que se opone al aborto en toda circunstancia, incluidos los casos de violación. Y añadir que le pena debe aplicarse al violador y no al bebé. Para su desgracia, se puso exquisito y en lugar de ir al grano, buscó una forma gramatical que

La piraña y el tiburón

Thomas Lubanga no lloró esta vez. A diferencia de lo que hizo en 2006, cuando lo metieron en un avión militar francés y lo despacharon desde Kinshasa a La Haya, no vertió lágrimas de dolor al escuchar que le condenan a 14 años de cárcel. Lubanga, que tiene 51 años, siete hijos y es licenciado en Psicología, miró de través a los jueces de la Corte Penal Internacional (CPI) y musitó lo que

La naturaleza del bicho

Son así. A estos les pasa como al alacrán del cuento. Aquel que convence a una ingenua ranita para que lo transporte en su lomo, de un lado a otro del riachuelo, tras explicarle que ni se le ocurrirá picarla porque él no sabe nadar y perecería ahogado. Y en mitad de la corriente, el bicho le clava su venenoso aguijón. Y cuando la rana, agonizante, le pregunta por qué ha hecho eso, sabiendo ambos

La hora de los hispanos

Titiriteros hay en ambos bandos, pero Hollywood es mayoritariamente demócrata. Los republicanos tuvieron a Clint Eastwood, cuyo discurso a una silla vacía donde se fingía que estaba sentado Obama copó portadas en medio mundo, pero los demócratas cuentan con Eva Longoria, Kathleen Turner, Jessica Alba, Alex Baldwin, Jeff Bridges y un montón de estrellas. Todo suma, pero está ahí lo mollar. Vista

La ensalada holandesa

Hasta que llegó la crisis y creció desaforadamente el número de vecinos que miran atravesado al mulá del barrio, las elecciones en Holanda eran un simple trámite burocrático, con candidatos educados y debates corteses. Pero eso fue antes de que un islamista de origen marroquí asesinara al cineasta Theo van Gogh y de que a los contribuyentes se les metiera en la cabeza que están pagando el despilfarro
El peso de la culpa

El peso de la culpa

Que pueden haberlo. Si. Que tenían ganas de hacerlo. También. Me atrevo incluso a decir que la Seguridad del Estado ha flirteado bastante con la idea de eliminar a Oswaldo Payá. Lo que dudo, a la espera que retorne de La Habana el joven Angel Carromero y nos cuente con detalle que pasó en la carretera, es que lo hayan asesinado. No les conviene ahora. La versión del militante de Nuevas Generaciones,

El cuento de los traidores

Ahora sólo es un goteo, pero si los rebeldes se hacen fuertes en Damasco, las deserciones serán pronto una riada. Es inevitable en los finales de régimen y el de Bachar el Asad, contra quien buena parte de la población entró en rebelión hace ya 16 meses, se agota. Nawaf Fares, que hasta la semana pasada ejercía de embajador de Siria en Irak, ha dado la espantada y se dedica desde un lujoso hotel

de Damasco a Guatapeor

Es para echarse las manos a la cabeza. Assad me parece detestable, pero creo que terminaremos echándolo en falta. Como nos pasó, aunque nadie se atreva a decirlo en voz alta, con Sadam. La Siria que se perfila en el horizonte va a ser mucho peor que la que hemos conocido y ya es decir, porque es un país tenebroso. El fracaso de las ‘primaveras árabes’ demuestra que es físicamente imposible

Cuestión de ejes

Era un secreto a voces y la incógnita es por qué lo revelan ahora y qué ganan los ayatolás iraníes, reconociendo que están enviando centenares de sicarios de la Guardia de la Revolución a pelear en favor el tirano Bashar el Asad. La única explicación es que hayan decidido jugar todavía más fuerte, no sólo sobre el ensangrentado terreno, sino también en el convulso ajedrez regional. Para

Cherchez la femme

Cada gran escenario periodístico va aparejado a un hotel mítico. Cuando la ‘tribu’ periodística desentierra el hacha de guerra y acude en tropel al olor de la pólvora, suele concentrarse en el mismo hospedaje. En El Salvador de la guerrilla era el Camino Real, en el Belfast del IRA fue el Europa, en el Beirut de la milicias destacó el Commodore, en el Irak de Sadam le tocó al Rachid, en el

Ganado humano

Les habrá chocado ver esas caras de rabia y la vesania con la que cientos de chinos hacen fosfatina los coches aparcados frente a la embajada de Japón o piden la guerra. Acostumbra a la amabilidad plástica del tendero ‘Todo a 100’ y anestesiada por el espíritu Zen, la gente ha terminado por creerse esa zarandaja de que los orientales son seres suaves, educados y pacíficos. No pique: la pueden
Alfonso Rojo: "El periodismo va camino de convertirse en una mezcla entre la orden mendicante y el asaltante de caminos"

Alfonso Rojo: «El periodismo va camino de convertirse en una mezcla entre la orden mendicante y el asaltante de caminos»

No hace mucho, yo era como casi todos ustedes. Es cierto que pasaba los días en países distantes y peligrosos, con nombres como Chechenia, Irak o Afganistán, cubriendo como reportero guerras y desastres ocasionados por el ser humano y a menudo contemplaba de cerca esas escenas que sólo se ven en el cine y en películas de Spielberg pero un aspecto esencial de mi existencia era muy similar al de
Alfonso Rojo: "Calientes como chinos"

Alfonso Rojo: «Calientes como chinos»

No saben el peso que se me ha quitado de encima. Hasta hace unas horas, estaba convencido de que el dominio chino del planeta era insoslayable. Pues ya no lo estoy. A la luz del peso que China ha adquirido en la economía mundial y de la zalamería con que los gobiernos occidentales tratan a las autoridades de Pekín, nadie con dedos de frente osaría afirmar que la profecía de Napoleón -«cuando
Hoy hace 20 años que mataron a Miguel Gil, un reportero de guerra valiente y un amigo

Hoy hace 20 años que mataron a Miguel Gil, un reportero de guerra valiente y un amigo

Hace 20 años murió acribillado a balazos Miguel Gil Moreno en una tortuosa carretera de Sierra Leona y parece que desde entonces se nos cayó encima el Periodismo. Miguel Gil es uno de los personajes más notables que han pasado por el periodismo español en la últimas décadas. Miguel era amigo mío. De verdad, mucho más allá del sano pero tenue afecto que existe entre colegas. Cuando se adquiere

Risas con el gorila

Alguno se hubiera llevado un disgusto. Si después de visitar esos paraísos de democracia que son Libia, Siria, Irán y Bielorrusia y de hacer una escala en Rusia, para aprovisionarse de cazabombarderos, helicópteros y fusiles Kalashnikov, Hugo Chávez no hubiera parado en España, en La Moncloa y el Ministerio de Exteriores habría cundido la decepción. No busquen ironía en mis palabras. Si Zapatero

Drogas para una guerra

Todos, hasta el presidente Zapatero tan proclive a escurrir el bulto, calificaron las elecciones de «cruciales». Me cuesta decirlo, pero cruciales ¿para qué? Han pasado dos semanas y llega el momento de preguntarse si el resultado contribuye un ápice a lo esencial: la instauración en Afganistán de un Gobierno central efectivo, eficiente y eficaz. Un Gobierno no carcomido por la corrupción

Tonto hasta la tumba

El que es tonto a los veinte suele ser tonto a los cuarenta, pero no es el caso. Noam Chomsky fue una lumbrera de estudiante y ahora, cumplidos los ochenta, sigue gozando de un inmenso prestigio intelectual. Eso hace más chirriante su rendida admiración por Hugo Chávez y las alabanzas que dedica a su revolución bolivariana. Si fuera un chisgarabís, convencido de que Keops, Kefrén y Micerino

Soldados del amor

¿Por qué los medios de comunicación españoles no podemos contar en vivo y en directo lo que hacen nuestros soldados en cualquier lugar del mundo? ¿Por qué sólo se nos permite entrar en bases españolas cuando viaja a ellas un político de postín y necesita hacerse fotos? Las preguntas no son mías, sino de Ángel Expósito, quien manifestaba el sábado su estupor ante algo tan habitual como

La parábola del progre

Ir de progre es un chollo. Y no lo digo porque te abra el camino a la subvención o esté bien visto entre el gremio periodístico español. Me refiero a las ventajas intangibles. Tengo pocos amigos, pero todos buenos. Uno, el mejor y más querido, es un ruso llamado Igor Mihalev, que parece sacado de una novela de Tolstoi y en cuyas manos de oso pondría mi vida. Otro, entrañable, es Etienne Montes,

Sentencia de muerte

Me encanta el periodismo. La nuestra es de las pocas profesiones donde -si eres de los bendecidos por la suerte- puedes flirtear con el peligro y vivir con la sensación de que participas en la Historia. Llevo 33 años dedicado a esto, los últimos cinco en el periodismo online y nunca había presenciado un cataclismo de semejante envergadura. Tal como van las cosas, dentro de cinco años habrán

El pito del sereno

MADRID, (ABC) Lo habitual es que los «expertos», obsesionados por hacerse imprescindibles, envuelvan su actividad en una nebulosa terminológica y se parapeten tras el argumento de que sus asuntos son complicados, pero la vida política no tiene reglas muy diferentes de las que rigen la existencia cotidiana. Las cosas suelen ser lo que parecen, la explicación acertada coincide casi siempre con

Misterios y caraduras

MADRID, (ABC) El fracaso de Argentina como nación es el mayor misterio político del siglo XX». Yo diría que también del siglo XXI, porque la frase, con la que el semanario «New Statesman» abría su portada hace justo tres décadas, sigue plenamente vigente. Leyendo ayer, en estas mismas páginas, la descripción que Carmen de Carlos hacía de la decadencia del «Imperio Kirchner», se me encogió

Perdiendo en Afganistán

MADRID, (ABC) Se puede ganar, pero vamos perdiendo. La guerra exige determinación, sobre todo en un estercolero como Afganistán, donde florecen los traidores, todo está en venta y al enemigo le importan un comino las vidas de sus propios hijos. Si se exceptúa a Obama, que ha convertido la derrota de los talibanes y la estabilización de Pakistán en uno de los ejes de su política exterior, no

La locomotora asustada

MADRID, (ABC) «¡Esos cojones... en China!». Perdonen la vulgaridad, pero viendo el ardor guerrero con que nuestra diplomacia, la OEA y la ONU cargan contra Honduras y lo suave que está la comunidad internacional con los sátrapas de Pekín, me he acordado de la anécdota que atribuyen a Manuel Ortega, padre de Caracol y mozo de estoques de Joselito. Eran otros tiempos. Faltaban cien años para

El listo de Tegucigalpa

MADRID, (ABC) El duelo el sol está fijado en la pista del aeropuerto de Toncontín, pero no estoy seguro de que Manuel Zelaya acuda a la cita. Ni hoy ni en las próximas 72 horas. Si lo hace, el ex presidente hondureño no acudirá en pijama, como llegó a Costa Rica hace cuatro días. Aparecerá vestido de terrateniente -con botas y un sombrero Stetson- y escoltado, entre otros, por José Miguel

Abducidos por los marcianos

MADRID, (ABC) Las cosas son mucho mejores ahora de lo que lo han sido nunca en el planeta. Para darse cuenta, basta recordar cómo eran los meaderos de las gasolineras, las huchas del Domund o las visitas al dentista, cuando todavía no creíamos que era imposible sobrevivir sin teléfono móvil en el bolsillo. El actual es el mejor momento de la historia y nosotros, como occidentales, estamos en

Obama, el matamoscas

MADRID, (ABC) Fue impresionante. Y el adjetivo no es mío, sino del propio Obama. Primero, ordenó a la mosca que se esfumara. Al ver que no obedecía, esperó a que se posara, levantó la mano y la despachó de un palmetazo. Sin pestañear, mientras empujaba el «cadáver» con el zapato para alejarlo de la escena de la entrevista, preguntó a John Harwood: «¿Dónde estábamos?». El periodista

Las etiquetas de la prensa

MADRID, (ABC) Me tienen frito las etiquetas. Si se te ocurre confesar que te desazona la alegría con la que parecen promocionar el aborto, te tildan de «carca». Basta que abras la boca justificando que Israel levante un muro, para que te endosen el rótulo de «derechista». Y te plantan la vitola de «facha» si manifiestas la mínima admiración por la gesta de Pizarro o rompes una lanza en defensa