En el polo norte de Marte hay hielo

(PD).- «Tiene que ser hielo». Así de contundente se muestra el jefe de investigadores de la misión Phoenix, Peter Smith, refiriéndose al material blanco que intriga a los científicos desde hace más de tres semanas, y del que se especulaba con la posibilidad de que fuese tanto hielo como sal.

Desde que la nave de la NASA aterrizó en el polo norte de Marte, rascando la superficie de arena y dejando al descubierto bajo su panza algunas extensiones de un material compacto y de un color blanco brillante, los expertos han estado buscando pruebas que revelasen su naturaleza.

Pese a los problemas leves con los instrumentos de análisis, con las comunicaciones y con el software de la nave (que obligó a reiniciarla durante el miércoles), los científicos ya tienen la primera prueba -vendrán muchas más- de que en el polo norte del planeta vecino hay hielo.

Cinco días de evaporación

Para ello ha bastado con comparar dos fotogafías realizadas en dos días distintos, a una pequeña zanja excavada por la pala robótica de la nave.

Y en la primera, que fue tomada el 15 de junio, el material blanco aparecía bajo la arena a pocos centímetros de profundidad, cinco días varios de los pedazos de ese material que fueron dejados al descubierto han desaparecido. Se espera que el proceso continúe en los próximos días.

Los científicos, emocionados con el hallazgo, esperan realizar además comprobaciones similares en otra zanja abierta el pasado martes -antes de que el sistema operativo de la nave fallase-, en la que otra capa de hielo ha quedado al descubierto.

Los sensores de la pala robótica indican que esta capa se halla a la misma profundidad que la encontrada en la primera excavación y, lo que es más relevante, que es extremadamente dura: la Phoenix tuvo que desistir de excavar en ella después de tres intentos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído