Inauguración deslucida del CERN: 4.000 millones de euros y no funciona

Inauguración deslucida del CERN: 4.000 millones de euros y no funciona


(PD).- El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) ha sido inaugurado oficialmente. A pesar de ello, el mayor acelerador de partículas del mundo, su proyecto estrella, seguirá parado hasta la primavera de 2009 por culpa de una avería que, en principio, parecía que era menor de lo que resultó ser.

A la inauguración del ingenio asistieron unas 1.500 personas, entre las que sólo se contaban dos líderes políticos destacados: el jefe de Estado suizo, Pascal Couchepin, y el primer ministro francés, François Fillon, ambos en representación de los territorios donde se asienta el proyecto.

Los demás países europeos miembros del CERN enviaron a sus ministros de Ciencia o viceministros, así como otros estados que han participado en este proyecto multinacional. En el caso de España, acudió el secretario de Estado para la investigación, Carlos Martínez.

El objetivo: los misterios del universo

Los responsables del CERN, que se ha visto envuelto en varias polémicas por sus posibles efectos secundarios, así como los principales representantes de Estados miembros quitaron importancia al contratiempo del Gran Colisionador de Hadrones, y aseguraron que eso no cambia las grandes perspectivas que se abren con este proyecto que ha costado 4.000 millones de euros y con el que se quiere desentrañar los misterios del Universo.

La avería que mantiene parado el acelerador tuvo lugar sólo diez días después de su espectacular puesta en marcha el 10 de septiembre, cuando los científicos del laboratorio lograron que el primer haz de protones circulara y diera una vuelta completa por el gigantesco túnel de 27 kilómetros de circunferencia donde se halla el acelerador, bajo la frontera suizo-francesa, a las afueras de Ginebra.

Pero los trabajos de reparación requerirán meses, puesto que la propia complejidad de la máquina ha obligado a calentarla a temperatura ambiente, desde los 271 grados bajo 0 y habrá que volver a enfriarla después para poder hacer circular protones y colisionarlos a la velocidad de la luz.

Adrià se encargó del café

Pese a todo, el acto se desarrolló con grandes fastos: un concierto audiovisual, «Orígenes», con música de Philip Glass, interpretada por la Orquesta de la Suiza Romanda, un buffet de «gastronomía molecular» servido por Ettore Bocchia y un café servido después de la cena de la mano del catalán Ferran Adrià.

«El LHC es un proyecto audaz, que ha necesitado más de 20 años de planificación y que nos permitirá investigar el 96% del universo que nos es desconocido, y aunque hoy es una fiesta, no puedo negar que siento decepción por el incidente que ha obligado a parar la máquina», dijo el director general del CERN, Robert Aymar, en sus palabras de inauguración.

«Hace años, algunos calificaban el proyecto del acelerador de sueño irrealizable, pero hoy existe y es espectacular…Entramos en una etapa decisiva y fantástica… y no es sorprendente que haya imprevistos técnicos. Hay que aceptarlos y hay que superarlos, pero la confianza de mi gobierno en el proyecto es total», afirmó Fillon en su discurso.

Agencias

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído