Una réplica de magnitud 4,8 sacude de nuevo la región de Los Abruzos

Una réplica de magnitud 4,8 sacude de nuevo la región de Los Abruzos

(PD).- Nuevas réplicas, más de 200 según las agencias informativas, han sacudido en la noche del lunes al martes la zona afectada por el terremoto en Los Abruzos, región del centro de Italia. Una de estas réplicas, la más intensa, tuvo una magnitud de 4,8 grados en la escala de Richter, informaron agencias de noticias locales, y se sintió sobre la 1.15 de la madrugada.

Apenas una hora antes, a las 23.57 la tierra volvía a temblar en los alrededores de las ciudades de L’Aquila, Barreto y Scoppitto tras un seísmo de una magnitud de 3,8 grados.

El devastador terremoto del lunes causó la muerte de al menos 150 personas y heridas a unas 1.500. Hay gran cantidad de desaparecidos y más de 70.000 personas se ha quedado sin techo, indicó Protección Civil.

El sismo ocurrió poco después de las 3.30 de la madrugada del lunes, y pilló totalmente desprevenidos a sus habitantes mientras dormían. Además, destruyó sus casas, viejas iglesias y otros edificios en 26 ciudades y aldeas.

Labores de rescate

Pese a estas réplicas, los servicios de emergencia continúan las labores de búsqueda y rescate de atrapados entre los escombros de las miles de casas y construcciones destruidas. El rescate es lento y complicado y se realiza a mano, para evitar dañar más aún a los que siguen atrapados.

Los Bomberos y los voluntarios han rescatado haste el momento a más de 100 personas de entre los escombros, pero las intensas lluvias y las heladas temperaturas de la noche complican la búsqueda de supervivientes entre los escombros y cascotes.

Un bombero relató cómo sacó vivo a un niño de entre las retorcidas estructuras de su casa. «Todo lo que podíamos ver era su cabeza saliendo de los escombros, todo su cuerpo estaba enterrado. Seguimos excavando, sacando pieza por pieza los restos y finalmente logramos rescatarlo, fue agotador pero mereció la pena», señaló.

‘Todo se hunde’

La policía patrullaba las casas que quedaron abandonadas tras el seísmo y arrestaron a varias personas por saqueos. Miles de tiendas de campaña fueron instaladas en parques y campos de fútbol para refugiar a los damnificados durante la noche.

«Ha sido un día muy largo y duro. Ahora que estamos sentados aquí en nuestro coche es cuando todo se hunde», afirma Piera Colucci, habitante de L’Aquila, mientras se preparaba para dormir en su vehículo.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha visitado la zona y ha declarado el estado de emergencia. También anunció un fondo de 30 millones de euros para la asistencia inmediata y prometió construir una nueva ciudad en L’Aquila en los próximos dos años.

Asimismo, ordenó el despliegue de 1.000 soldados en el área devastada a partir del martes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído