Un ingeniero español desarrolla el Garrafonix, el primer detector de alcohol adulterado

Un ingeniero español desarrolla el Garrafonix, el primer detector de alcohol adulterado

(PD).- Garrafonix es el nombre de un detector de alcohol adulterado desarrollado por el ingeniero español Emilio Alarcón. El invento, del tamaño de un rotulador, tiene en la punta un sensor químico que debe ser introducido en la bebida sin mezclar.

Pasados 20 segundos, la pantalla de cristal liquido dirá con un mensaje si lo que han servido es Johnny Walker, JB, DYC, Pampero, Brugal o Havana Club-las marcas que reconoce de momento- o aparecerá una calavera que indicará que la bebida es garrafón, como se conoce popularmente al alcohol de mala calidad servido en los bares. Se prevé que en versiones posteriores sea capaz de detectar más de 20, informa El País.

Emilio Alarcón también ha diseñado otros inventos como el Study Ball-una bola de nueve kilos y medio con un cierre retardado para que el estudiante no pueda plantearse salir- y el Condometric-un medidor exacto del tamaño del pene-. El inventor ha declarado que la idea se le ocurrió tras una noche de copas cuando se levantó con una enorme resaca.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído