Dieta

La carne blanca no reduce el colesterol como se creía

La carne blanca no reduce el colesterol como se creía
Comida N+1

Un estudio de científicos estadounidenses mostró que no hay mucha diferencia entre carne blanca y roja a la hora de hablar de colesterol. Cuando consumimos cualquier tipo de carne, el nivel de colesterol en la sangre es bastante alto y supera mucho a los indicadores observados en la dieta vegetal. En el artículo publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los científicos presentaron los resultados de una reciente prueba de cuatro semanas de duración y afirmaban que sustituir la carne roja con blanca es inútil, según recoge Yana Berman en N+1

¿Carne o verduras?
Las carnes rojas y procesadas se consideran los productos más peligrosos entre los alimentos con alto contenido de proteínas. Recientemente, los científicos descubrieron que el riesgo de muerte por varias enfermedades aumenta aunque la carne se consuma en pequeñas porciones, es decir, hasta 50 gramos por día. Cuando comemos carne roja o procesada, el nivel de lipoproteínas de baja densidad (LDL), que transporta la mayor parte del colesterol en nuestro cuerpo, aumenta visiblemente. Debido a esto también crece el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Para evitar las consecuencias peligrosas causadas por el nivel de colesterol alto, algunos médicos recomiendan que reemplacemos la carne roja con otras fuentes de proteínas, como proteína vegetal o carne de aves. Sin embargo, hasta la fecha no han presentado ningún estudio relevantes sobre el efecto producido por esas dietas.

No hay carne ‘más saludable’
Nathalie Bergeron y sus colegas del Hospital Infantil del Centro de Investigación de Oakland realizaron un estudio con 113 participantes, los cuales fueron divididos en dos grupos. Durante la primera parte de estudio, los participantes tuvieron que consumir carne roja a lo largo de cuatro semanas, después de lo cual regresaron a su dieta habitual, la cual mantenían de dos a siete semanas. En la segunda etapa, que también duró cuatro semanas, la principal fuente de proteína fue la carne blanca. Finalmente, tras otra pausa los participantes pasaron a una dieta basada en plantas. Al finalizar cada etapa, los científicos tomaron muestras de sangre.

Además, se pidió a los participantes que mantuvieran un peso estable y un nivel de actividad habitual. Al mismo tiempo, los científicos recopilaron información sobre su salud, sexo, edad y raza para utilizar esos datos en el análisis.

Las pruebas mostraron que el LDL y el nivel de colesterol relacionado fueron igualmente altos tanto con carne roja como blanca. Por el contrario, la dieta basada en alimentos ricos en proteínas de origen vegetal fue más sana. Al mismo tiempo, independientemente de la fuente de proteína los niveles deL LD aumentaron significativamente si los participantes consumían más grasas saturadas. Los resultados de ensayos permiten afirmar que reemplazar la carne roja por la blanca es ineficaz, puesto que no reduce el nivel de colesterol en la sangre.

El año pasado, los científicos descubrieron que comer carne grasa aumenta el riesgo de desarrollar depresión.

Video: Consumir carne roja es peligroso para nuestra salud

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido