Las curiosidades sobre el cerebro más impresionantes

Los 3 sencillos hábitos que mejorarán muchísimo la salud de tu cerebro

Los hombres de Neanderthal y los de Cromagnon se extinguieron por no saber compartir al carecer de “cerebro social”

No existen fórmulas mágicas en salud, pero si hábitos saludables que nos permiten mejorar. Por ejemplo, algunos expertos señalan que caminar unos quince minutos al día y ayunar una vez al mes, mejoran nuestra actividad cerebral.

Ambos postulados parten de la premisa de la conexión indisoluble cuerpo-mente, algo muy presente en la medicina desde tiempos de Hipócrates y que el neurólogo Lledo Orán reconfirmó en 1962 con sus teorías, en las que afirmaba que algunos depresiones pueden tener su origen en la toma de antibióticos, y que determinadas dietas favorecen los trastornos por ansiedad, entre otras cosas.

Pero quizás lo mas revolucionario fue su concepto del llamado “cerebro social”; según el autor sólo un tercio del cerebro lo usamos para nosotros en exclusiva, pero los tres tercios restante están diseñados para interactuar con los demás en grupos. Por lo que compasión, la empatía y el altruismo son muy saludables para nuestro cerebro.

Según Orán los hombres de Neanderthal y los de Cromagnon se extinguieron por no saber compartir al carecer de “cerebro social”, y establece como receta “mágica” para activar nuestro cerebro; no tomar muchas calorías, hacer ejercicio e interactuar socialmente.

Así que ya sabes, no olvides que somos animales sociales, y es precisamente lo segundo lo que nos diferencia de otras muchas bestias que caminan pro este bonito planeta azul.

Las curiosidades sobre el cerebro más impresionantes

  • 1. Hay una parte del cerebro dedicada a reconocer caras
    El reconocimiento instantáneo de caras es una de las características más definitoria de los seres humanos, y facilita las relaciones sociales en una especie tan gregaria como la nuestra. Es una habilidad de la que disfrutamos gracias a una parcela de la corteza cerebral llamada giro fusiforme, que también se activa cuando vemos formas similares a caras en lo que se conoce como pareidolias.
  • 2. El cerebro podría ser la unión de dos sistemas nerviosos
    Existe una teoría según la cual el sistema nervioso central es el producto de la unión de dos sistemas nerviosos que fueron desarrollándose por separado a lo largo de millones de años de evolución biológica: uno dedicado a captar estímulos del entorno, y el otro dedicado a mover partes del organismo. Por ejemplo, se ha visto que en moluscos como los pulpos apenas hay unos pocos puntos de enlace entre el cerebro y las neuronas que activan los tentáculos.
  • 3. El 60% de este es grasa
    Por muy increíble que parezca, la mayor parte del cerebro es fundamentalmente grasa. En concreto, la mayor parte de la grasa queda acumulada en lo que se conoce como vainas de mielina, que cubren una parte de las neuronas conocida como axón para que el impulso eléctrico que estas células transmiten vaya más rápido.
  • 4. Nunca deja de funcionar
    El cerebro, literalmente, nunca deja de estar activado. No deja de estar encendido ni siquiera cuando dormimos ni cuando perdemos la consciencia a causa de un golpe o una enfermedad. Una de las curiosidades del cerebro es que su ritmo de trabajo se adapta a las necesidades del momento, pero la única vez en la que deja de hacerlo es cuando se muere.
  • 5. No tiene receptores de dolor
    El cerebro está lleno de fibras nerviosas, pero es insensible al dolor a no ser que esta “señal” le llegue desde otras partes del cuerpo. Esto hace que, siguiendo ciertos procedimientos, sea posible dejarlo al descubierto en operaciones estando la persona consciente; en estos casos, es posible cortar un poco partes de la corteza cerebral, y el o la paciente no tiene por qué notar nada.
  • 6. La cantidad de neuronas del cerebro es increíble
    En el encéfalo hay unos 80 mil millones de neuronas. Además, diferentes partes de este tienen mayor concentración de estas. Por ejemplo, el cerebelo es conocido por albergar mucha densidad de neuronas.
  • 7. Puede adaptarse a la desaparición de una de sus partes
    El cerebro es un conjunto de órganos que tiene una gran capacidad de adaptarse a las lesiones, teniendo en cuenta la importancia de las funciones que realiza. Eso hace que en algunos casos ciertas personas hayan perdido prácticamente la mitad de su cerebro, y a pesar de eso hayan sobrevivido. Cuando ocurre algo así, las partes que quedan sanas “aprenden” a realizar buena parte de las tareas que antes hacían las partes que han muerto o han sido extirpadas.
  • 8. Las células nerviosas más numerosas no son las neuronas
    Hay dos tipos fundamentales de células nerviosas: neuronas y células gliales. Las segundas son mucho más numerosas que las primeras, al ser el 85% del encéfalo.
  • 9. Perdemos conexiones neuronales
    Cuando nacemos, cada una de nuestras neuronas está, de media, más conectada a sus compañeras que cuando somos adultos. Eso significa que con el tiempo hay interconexiones que se pierden, probablemente a causa de la falta de uso, conservándose las que son más útiles.
  • 10. Cada recuerdo tiene dos copias
    Recientes investigaciones han mostrado que, al memorizar algo, esta información queda almacenada en dos sitios diferentes a la vez: la corteza prefrontal y una parte del encéfalo conocida como subículo, debajo del hipocampo. En los primeros momentos, el recuerdo usado es el que queda guardado en el subículo, pero con el paso del tiempo esta “copia” desaparece y pasa a usarse la de la corteza prefrontal, que se encara de la memoria a largo plazo.
  • 11. Lesiones cerebrales modifican nuestra personalidad
    Se ha comprobado que ciertas lesiones en el cerebro hacen que se pase de tener un tipo de personalidad a tener otro. Por ejemplo, daños en algunas partes del lóbulo frontal, propician la desinhibición y la agresividad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído