Tras las fiestas decembrinas hay que volver a una nutrición más saludable

Los alimentos más saludables para pasar el ‘efecto navidades’

Los alimentos más saludables para pasar el 'efecto navidades'
Alimentación sana PD

Comienza 2020 y las nuevas promesas para mejorar el físico y la salud. Tras pasar las ‘comilonas’ de las fiestas de diciembre, ahora es el momento y la oportunidad de iniciar con una dieta pensada para el bienestar del cuerpo. Considera que todos los excesos que has vivido en los últimos 15 días han ido dejando su marca dentro de tu organismo, por lo que hay que revertir la tendencia.

Ahora, superadas las fiestas y con los caprichos satisfechos, hay que tomar medidas reales y concretas. Y no, no se trata de la clásica promesa de volver al gimnasio o de empezar a salir a correr, sino de mejorar la base de todo el sistema: conseguir una alimentación sana, equilibrada y beneficiosa.

La Fundación Española de la Nutrición (FEN) tiene las claves para lograrlo. La organización recomienda introducir productos ligeros y altos en carbohidratos que compensen todos los excesos pasados. También conviene tomar pequeñas raciones, porque, como decía Grande Covián (considerado el padre de la dieta mediterránea), hay que comer de todo, pero en plato de postre.

Algunos menús tipo, preparados por la Fundación Española de la Nutrición, incluyen en una misma comida dorada a la sal con boniatos y pimientos del piquillo rellenos de morcilla. En conjunto aportarán calcio, hierro, yodo y vitaminas A y K y las kilocalorías apenas superarán las 1200. También un consomé de gallina y ternera y una lombarda con piñones y jamón serrano.

Como el resto de las coles, la lombarda ayuda a disminuir las posibilidades de sufrir algún tipo de cáncer. Los licopenos de un tomate, el hierro y el yodo que aportan unas almejas a la marinera o la fibra de una comida compuesta por espárragos y pastel de carne son buenas opciones.

Como siempre, no debemos saltarnos desayunos y meriendas, que deben estar compuestos, a ser posible, por cereales y fruta o leche y pan.

Finalmente, toca despedirnos de los dulces navideños que hayan sobrado y optar por la fruta, intentando llegar a esas cinco piezas diarias que se recomiendan. Y también adiós al alcohol o, al menos, a su exceso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído