Los científicos desvelan que la desaparición progresiva del agua se produce en la atmósfera superior de Marte

En Marte el agua se evapora más rápido de lo previsto

En Marte el agua se evapora más rápido de lo previsto
Marte PD

Las esperanzas de vivir en Marte se están evaporando con la rápida desaparición del agua. Un estudio publicado por la revista Science desvela que el planeta rojo está perdiendo su agua «incluso más rápidamente» de lo que las teorías y observaciones pasadas hacían pensar.

Los científicos desvelan que la desaparición progresiva del agua se produce en la atmósfera superior de Marte, donde la luz del sol y la química de disocian las moléculas de agua en átomos de hidrógeno y de oxígeno que la débil gravedad del planeta rojo no es capaz de impedir que escapen al espacio.

Las investigaciones apuntan a que existió un tiempo en el que Marte era un lugar mucho más húmedo que ahora, como evidencian los lechos de lagos secos y sinuosos valles dibujados por antiguos ríos, pero la gran mayoría del agua líquida que fluía por su superficie se perdió en el espacio, dejando un paisaje desértico.

Sin embargo, no toda la esperanza está perdida. En el planeta rojo sigue existiendo agua, aunque la práctica totalidad está congelada y encerrada en los casquetes polares del planeta, si bien aún sigue habiendo pequeñas cantidades de vapor de agua en la atmósfera.

La Luz del sol calienta los casquetes polares y vapor de agua es liberado a la atmósfera, tras lo que esas moléculas de agua son transportadas por los vientos hacia altitudes más elevadas y frías.

El estudio, firmado por investigadores franceses, rusos, británicos y australianos señala que grandes cantidades de vapor de agua y en proporciones inesperadas se acumulan a más de 80 kilómetros de altitud en la atmósfera del planeta.

Las mediciones del grupo de científicos internacionales han revelado que grandes zonas atmosféricas se encuentran en «estado de saturación extrema». En otras palabras, que contienen de diez a cien veces más vapor de agua de lo que, en teoría, le permitiría su temperatura, según el Centro nacional de Investigación Científica (CNRS) francés.

Los datos señalaron que, si bien las masivas tormentas de polvo del planeta afectaban a la distribución del vapor de agua, los cambios estacionales eran el sistema regulador dominante en relación con la presencia de agua atmosférica. Durante los puntos más cálidos de la órbita de Marte, grandes porciones de la atmósfera marciana presentaron una sobresaturación ocasional, facilitando un aumento en la disipación de agua hacia el espacio interplanetario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído