LOS RESULTADOS DEL TERCER ESTUDIO DE VALORES EUROPEOS DE LA FUNDACIÓN BBVA

Los españoles creen que la ciencia salvará el Planeta pero también que por ella subirá el paro

Los españoles creen que la ciencia salvará el Planeta pero también que por ella subirá el paro

Los científicos son los profesionales mejor valorados por los europeos, estos junto con los médicos tiene un elevado nivel de credibilidad debido a la percepción de alto nivel competencial.

Es parte de los resultados arrojados por el tercer Estudio de Valores realizado por la Fundación BBVA, y que fueron publicados este viernes en Madrid.

En el estudio se aplicaron 7.500 encuestas a personas de cinco países europeos (Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido).

De este trabajo, se obtuvo como resultado que los europeos creen que la ciencia y la tecnología como fórmula para mejorar la salud y para que la economía y la cultura progresen.

No obstante, también existe la percepción de que tanto la ciencia, como la tecnología contribuyen al desempleo y a los riesgos que representa para los conflictos armados.

«Se tiene una gran confianza en los científicos, considerados como profesionales competentes y de conducta ética. La valoración que realizan los españoles sobre los diferentes aspectos de la ciencia tiende a ser muy positiva», ha señalado este viernes el director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, durante la presentación del informe.

A diferencia del pesimismo existente en países como Francia o Alemania, respecto de los efectos adversos del cambio climática, al cual ven como irreversible, en España se cree que aún estamos a tiempo de que se puedan emplear medidas para revertir el problema y se salve el planeta.

Los europeos encuestados en los cinco países han manifestado su contraposición a que la religión se interponga como obstáculo a los avances de la ciencia y la tecnología.

También existe un amplio consenso respecto de la fecundación in vitro, de que se realicen implantes cerebrales para corregir la pérdida de memoria en caso de enfermedades degenerativas o los trasplantes de órganos de un animal a un humano para reemplazar órganos dañados.

Pero también se percibe un «rechazo extremo» a la modificación genética de animales para producir alimentos o a cualquier forma de clonación.

Los europeos también manifestaron sus altas expectativa respecto del futuro de la energía con la tecnología solar, pero se observa un rechazo a la energía nuclear, pues se piensa que esta empeora la vida de las personas.

En todos los países en los que se hizo la encuesta la mayor preocupación registrada está relacionada con la salud y el medio ambiente.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído