Investigadores descubren que está liberando tantos gases contaminantes como países enteros de Oriente Medio

Mar Rojo: el ‘asesino’ silencioso del medioambiente

Mar Rojo: el ‘asesino’ silencioso del medioambiente
Mar Rojo PD

El Mar Rojo está convirtiéndose en el ‘asesino’ silencioso del medioambiente. Así se ha logrado demostrar en una expedición en barco por la Península Arábiga donde se descubrieron niveles inexplicablemente altos de etano y propano en el aire. La investigación, organizada por el Instituto de Química Max Planck, explica que las tasas registradas eran hasta 40 veces más altos de lo previsto por los modelos atmosféricos existentes.

Es importante recordar que el Medio Oriente alberga más de la mitad de las reservas de petróleo y gas del mundo. A pesar de que no se han realizado grandes investigaciones en la zona, se suponía que la quema de biomasa, la producción y transmisión de combustible y las emisiones de la industria energética describían la abundancia regional de hidrocarburos. Sin embargo, ninguna de estas fuentes pudo explicar las observaciones sobre las emisiones de etano y propano a unos niveles tan descontrolados.

Efstratios Bourtsoukidis, un físico ambiental, ha intentado dar pistas sobre el gran enigma ecológico: “Debido a que no había datos previos de esta región, tuvimos que realizar numerosos cálculos para encontrar la fuente. Al final llegamos a una conclusión inesperada: las altas concentraciones de etano y propano atmosféricos observados se originan en el fondo del norte del Mar Rojo».

El origen de los gases serían la filtración directa de fluidos de los depósitos de hidrocarburos depositados sobre las rocas en alta mar, las salidas de densidad atrapadas en el fondo de los Golfo de Suez y Aqaba y las emisiones directas de algunas piscinas de salmuera ubicadas en el fondo del mar. ¿Cómo llegan hasta ahí? Pues los hidrocarburos son transportados a la superficie por las corrientes de agua y eventualmente liberados a la atmósfera.

La cantidad de gases liberados es excepcionalmente alta y comparable a las emisiones antropogénicas totales de países enteros del Medio Oriente como Irak, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait.

En tiempos preindustriales, las emisiones submarinas de etano y propano habrían tenido implicaciones insignificantes para la calidad del aire regional, dicen los autores del informe. Hoy en día, sin embargo, el tráfico marítimo en la región emite altas cantidades de óxidos de nitrógeno. Estos gases interactúan con el etano y el propano y dan como resultado la producción de ozono troposférico y nitratos de peroxiacetilo. Ambos elementos son muy perjudiciales para la salud humana.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído