El cuerpo de la mujer de 30 años genera nuevas hipótesis de la llegada de los humanos a América

‘Ixchel’, la mexicana de 10.000 años que desvela los secretos de los primeros pobladores de América

'Ixchel', la mexicana de 10.000 años que desvela los secretos de los primeros pobladores de América
El descubrimiento de 'Ixchel' PD

Ixchel, una mujer de unos 30 años y una estatura de 1,64 centímetros, vivió un gran dolor durante sus últimos días de vida. Ahora han pasado casi 10.000 años, pero parece su muerte al menos no fue en vano, debido a la importancia de sus aportes para las investigaciones. Ella vivió en la más reciente Era de Hielo en la región de Tulúm, en la península de Yucatán en México. En este sentido, podrá dar importantes pistas sobre los primeros pobladores de América.

«Su cráneo tiene varias heridas, lo que significa que alguien le pegó muy fuerte y le fracturó el cráneo», explica Wolfgang Stinnesbeck, profesor del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Heidelberg en Alemania y autor principal de la investigación. Los investigadores también descubrieron que posiblemente Ixchel sufría una infección bacteriana que le causó severas alteraciones de sus huesos del cráneo. Como si fuera poco, también tenía caries, quizás debido a una dieta alta en azúcar.

El cráneo de Ixchel es mucho más redondeado que el de otros humanos encontrados en el centro de México y Norteamérica. Los esqueletos hallados en otras regiones de México y Norteamérica tampoco tienen caries, lo que indica que tenían una dieta distinta a la de personas como Ixchel. Un descubrimiento que evidenciaría que al menos dos grupos morfológicamente distintos vivieron en América al mismo tiempo.

Este descubrimiento genera dudas sobre la historia que hasta ahora se ha contado sobre el origen de asentamientos en el continente. En este sentido, se abren nuevas opciones como que no fue un solo movimiento de gente sino que llegaron distintos grupos y otra hipótesis es que la gente haya llegado antes de lo que dicen los libros de historia. Justamente esta última no es descartada por los investigadores para explicar la presencia de humanos tan distintos en la misma región es que un pequeño grupo de colonos pudo haber vivido aislado en la península de Yucatán y desarrollaron una morfología craneal propia en un corto período de tiempo.

Los científicos de la Universidad de Ohio analizaron otros cuatro esqueletos hallados en el área de Quintana Roo, también en la península de Yucatán. Se calcula que estas personas vivieron entre hace 9.000 y 13.000 años y sus restos dan cuenta de una gran variedad morfológica.

El más antiguo de ellos se parece mucho a las poblaciones cercanas al Ártico; mientras que el segundo guarda más similitudes con poblaciones más modernas de Europa. El tercero tiene afinidades con grupos de Asia y nativos americanos; y el cuarto muestra semejanzas con poblaciones árticas mezcladas con características más modernas de Sudamérica.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído