IR AL SERVICIO NUNCA FUE TAN FÁCIL

Cómo ir al baño en el trabajo y que la peste no mate a tus compañeros

Cómo ir al baño en el trabajo y que la peste no mate a tus compañeros

Ir al baño en el trabajo es uno de los dramas que tienen muchos. Aunque se trata de algo natural, la preocupación por dejar olor convierte este acto rutinario en toda una odisea.

Pasamos demasiado tiempo en la oficina por lo que a veces es complicado limitar la evacuación intestinal a realizarla en casa. Sin embargo, a pesar de que se percibe como un momento incómodo si eres de los que quieren ‘camuflar’ el olor se pueden tomar algunas medidas:

Agua y jabón en el lavabo

Se llena de agua la mitad del lavabo y se agrega jabón de manos líquido. Esto hace que el aroma del baño se concentre y pueda tapar el mal olor.

Cerillas

El clásico de los clásicos. Encender una cerilla camufla el olor durante unos segundos, pero no es uno de los trucos más efectivos ya que pasado un tiempo el olor a quemado se esfuma y vuelve el olor a baño.

Colonia o jabón

Es un truco que funciona bastante bien. Se trata de echar un poco de colonia o jabón en el agua en el momento de tirar de la cadena, se camufla el olor y el baño huele mejor cuando el agua vuelva a subir.

Desinfectante para manos

Al igual que se puede verter jabón o colonia, se puede añadir desinfectante de manos. Su olor fuerte puede camuflar el hedor. Es un bote pequeño por lo que puedes llevarlo encima sin que ocupe mucho espacio.

Haz tu propio spray

Solo hay que mezclar vinagre blanco y agua en un pequeño pulverizador, se puede añadir además limón o cáscaras de frutas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído