El COVID-19 es capaz de sobrevivir sobre superficies de acero, plástico y cartón, en algunas incluso 72 horas

Coronavirus: ¿Ayuda realmente a prevenir el contagio quitarse toda la ropa al entrar a casa y lavar todos los productos de la compra?

En estos momentos, la pandemia del coronavirus nos obliga a  cuidarnos mucho más de lo habitual. Según investigaciones, El COVID-19 puede mantener su capacidad infectiva durante días y esto genera inquietudes y dudas en la población sobre las medidas de limpieza que debemos seguir, incluyendo ropa, alimentos y hasta el calzado que utilizamos al salir de nuestros hogares

Coronavirus: ¿Ayuda realmente a prevenir el contagio quitarse toda la ropa al entrar a casa y lavar todos los productos de la compra?

Tras el estado de alarma mundial por el coronavirus, muchas interrogantes han surgido, el miedo de contagiarnos es inminente. Se nos ha dicho que lavarnos las manos y no tocarnos la cara es la principal medida de precaución. Confinarnos en nuestros hogares ha sido la clave para evitar la propagación de la pandemia.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es posible contagiarse de COVID–19 si se aspiran pequeñas gotas expulsadas por pacientes infectados cuando tose o estornuda.

Un estudio publicado recientemente en el New England Journal of Medicine concluía que el nuevo coronavirus es capaz de sobrevivir sobre superficies de acero, plástico y cartón, en algunas incluso 72 horas.

Esto implica días potenciales con capacidad infectiva sobre esas superficies. Y también en el aire en suspensión: los investigadores, de la Universidad de California Los Angeles (UCLA), la Universidad de Princeton y los Institutos Nacionales de Salud Pública de los Estados Unidos (NIH) vieron que el virus tenía la capacidad de mantenerse viable en el aire hasta tres horas.

Por esta razón, y en medio de tanto estrés por las medidas higiénicas, los protocolos de limpieza parecen convertirse en salvavidas.

¿Cuántos publicaciones has visto donde te dicen que debes lavar toda la ropa al entrar a la casa y desinfectar todos los productos de la compra? Incluso, hay recomendaciones que te dicen que colocar un recipiente con agua y lejía en la entrada de tu casa funciona para desinfectar las suelas de tus zapatos e impedir que el virus entre a tu hogar, ¿pero qué tan ciertas y efectivas son estas medidas?

¿Qué dicen las investigaciones sobre los protocolos de limpieza para evitar el contagio del COVID-19?

El Instituto Federal de la Evaluación de Riesgos (BfR), institución científica independiente que asesora al gobierno de Alemania y es un referente del área para la Unión Europea, informa en su web que, al 23 de marzo, «no hay casos que hayan aportado cualquier tipo de evidencia de humanos infectándose con el nuevo tipo de coronavirus por consumir comida contaminada o por el contacto con artículos contaminados».

Por otro lado, Marga Hugas, científica jefa de la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA), señaló a principios de marzo que «las experiencias de anteriores brotes de coronavirus afines, como el coronavirus causante del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) o el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), indican que no se produjo transmisión a través del consumo de alimentos. Actualmente no hay pruebas que sugieran que este coronavirus sea diferente en ese sentido».

Sin embargo, en un artículo publicado por la BBC destacan las declaraciones de Sally Bloomfield, profesora de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, no existe el «riesgo cero».

Los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de EE.UU. reconocen en su web -actualizada al 28 de marzo- que «podría ser posible que una persona contraiga el covid-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego se toque la boca, la nariz o posiblemente los ojos, aunque no se cree que esta sea la principal forma en que se propaga el virus«.

¿Puedo contagiarme al tocar productos en el supermercado?

A día de hoy no existe ningún dato específico que demuestre que el virus pueda estar presente en los alimentos. Pero, es necesario tomar en cuenta si realmente el virus puede haber llegado hasta un producto determinado. Es decir, no dar por sentado que todas las personas tienen el virus y han tocado toso los alimentos y productos.

De igual manera, existen bacterias, hongos y levaduras que sí que crecen en los alimentos y nos pueden provocar toxi-infecciones, pero el virus Covid-19 no lo hace.

En cuanto a las compras, la principal preocupación de contagio es el envase, ya que es la superficie más expuesta y manipulada previo a llevarlo al hogar. Pero no todos los embalajes o paquetes son iguales.

Un estudio publicado en el Journal of Hospital Infection en marzo, descubrió que los coronavirus «pueden desactivarse eficazmente al desinfectar las superficies con etanol al 62-71%, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0,5% o hipoclorito de sodio (lejía doméstica) al 0,1% en 1 minuto».

Aunque quizás la opción más simple para algunos, es guardar los productos que vienen en envases durante 72 horas antes de usarlos.

En cuanto a los alimentos crudos y frescos, algunos podrán pensar que usar jabón es una buena medida extra de salubridad para las frutas y verduras, pero no lo es.

«Podrías ingerir residuos del jabón o detergente absorbidos por el producto agrícola», advierte la la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Eso podría provocar náuseas, vómitos y diarrea.

La FDA también reitera en su último comunicado sobre el covid-19 los «cuatro pasos clave de seguridad alimentaria: limpiar, separar, cocinar y enfriar».

¿Qué pasa con la ropa que usamos al salir por las compras?

Aún no está claro cuánto tiempo puede sobrevivir el virus en la ropa y otras superficies más difíciles de desinfectar.

Un curso online sobre el covid-19 de mediados de febrero del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades recomienda el «lavado rutinario de superficies, ropas y objetos frecuentemente usados» como medida para mitigar el contagio en hogares.

Sobre la ropa en particular se explica que hay que lavarla «de acuerdo con las instrucciones del fabricante a la temperatura más cálida indicada posible».

A su vez, los CDC tienen una muy detallada guía para desinfectar todo el hogar, que incluye ropa, pero que está pensada para cuando existe un caso sospechoso o confirmado de coronavirus en la familia. En otras palabras, se trata de medidas extremas.

Estas recomendaciones -actualizadas al 28 de marzo- incluyen usar guantes al manipular ropa sucia o lavarse las manos después, no sacudir las prendas y usar el modo de lavarropas con el agua más caliente posible.

«La ropa sucia de una persona enferma se puede lavar junto con los artículos de otras personas», informan los CDC, que recomiendan usar cualquier jabón.

La OMS, por su parte, sostiene que rociar las prendas con alcohol o cloro, como algunos recomiendan, «puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes».

Una recomendación, sobre todo para quienes se encargan de lavar la ropa que ha estado en contacto con personas enfermas, es meterla en la lavadora sin moverla mucho para evitar así que se formen aerosoles (partículas en suspensión en el aire). Y lavarla en un ciclo de al menos 50 grados, con jabón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Lo más leído