La economía china repunta tras el parón por el coronavirus

¿Crearon los chinos el coronavirus en un laboratorio?

Mientras Europa y el mundo entero se enfrenta a sus problemas para dar una solución rápida y eficaz a la intensa crisis, el gigante asiático ha tenido una evolución notable en las últimas semanas: ¿Es China la gran beneficiada tras la crisis mundial por la pandemia del Covid-19?

La crisis sanitaria mundial por la pandemia de la Covid-19 ha puesto sobre la mesa la tensa rivalidad entre las dos superpotencias mundiales, China y E.E.U.U.

Las teorías de la conspiración y declaraciones polémicas reflejan una realidad que no se puede ocultar y que,  advierten los expertos, es peligroso para todos.

En los últimos días, hemos visto numerosas discusiones sobre el origen del virus.

China ha dado completamente la vuelta a la situación con una velocidad asombrosa. A medida que su curva de contagios se ha aplanado hasta desaparecer fruto de un confinamiento estricto, y se disparan las nuevas infecciones en Europa y América, la propaganda ha pasado de la defensiva a la ofensiva.

La idea que se desprende de los discursos y los medios oficiales es que China ha sabido derrotar al virus con eficacia y que ahora, es la potencia responsable que se presenta ante el mundo ofreciendo ayuda.

En importante recordar que el 12 de marzo, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, insinuó que podría haber sido el ejército estadounidense quien llevó la epidemia a Wuhan.

Según apuntan medios como el diario hongkonés The South China Morning Post (SCMP), parece hacer alusión a los Juegos Mundiales Militares, celebrados en Wuhan en octubre del año pasado con la participación de más de 100 países poco antes de que esa urbe se convirtiera en la zona cero.

Seguidamente, el Pentágono confirmó casos de coronavirus entre militares en Corea del Sur e Italia pero no se ha reportado ninguna enfermedad entre los miembros que asistieron al citado evento, según publicó The New York Times.

En enero, Gao Fu, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, informó que sabían que la fuente del virus eran animales salvajes vendidos en el mercado de Wuhan.

Muchos, comenzaron a preguntarse por qué desde China insistían tanto en buscar culpables en E.E.U.U.

Li Wenliang: El médico que trató de alertar sobre el brote y fue acusado por la policía china de difundir información falsa

La muerte del médico chino que intentó advertir sobre el brote de coronavirus provocó un nivel de indignación pública y dolor sin precedentes en China.

El doctor Li Wenliang fue obligado por la Policía china a publicar una carta en la que calificaba de ‘mentiras’ las alertas que había realizado a sus colegas médicos sobre el carácter letal del 2019-nCoV.

Poco más de un mes después, Wenliang murió precisamente tras resultar infectado. En ese momento, la epidemia ya sumaba 28.000 casos confirmados y casi 600 muertes.

Por esta razón, hay quien se pregunta por qué China ocultó información valiosa desde el principio.

Li Wenliang murió después de contraer el virus mientras trataba a pacientes en Wuhan.

En diciembre pasado, intentó alertar a sus colegas médicos advirtiendo sobre un virus que creía que se parecía al SARS, otro coronavirus mortal.

Pero la policía le dijo que «dejara de hacer comentarios falsos» y fue investigado por «propagar rumores».

«No creo que haya estado difundiendo rumores. ¿No se ha convertido esto en realidad ahora?», le dijo a la BBC su padre, Li Shuying. «Mi hijo era maravilloso».

Li, trató de alertar de la existencia de esta nueva cepa a sus compañeros, pero fue silenciado por la policía, que le acusó de difundir información falsa.

Li fue una de ocho personas que la policía dijo que estaban siendo investigadas por «divulgar rumores».

Al final de enero, Li publicó una copia de la misiva en Weibo, explicando lo que pasó.

Entretanto, las autoridades locales le ofrecieron una disculpa. Pero es una disculpa que llegó muy tarde.

La muerte de Li alimentó aún más esa sensación, desencadenando un debate sobre la falta de libertad de expresión en China.

China ocultó información desde el principio

Mientras el Wenliang daba su último respiro, ese mismo día otro caso pasaba casi desapercibido: el periodista Chen Quishi, que llevaba durante semanas publicando informaciones críticas contra el régimen desde Wuhan, desapareció misteriosamente, en un caso que se ha relacionado con la censura informativa impulsada desde Pekín.

De igual manera, China expulsó a los periodistas de nacionalidad estadounidense de tres periódicos de referencia de ese país: The New York Times, The Washington Post y The Wall Street Journal.

Estos trabajadores de la prensa fueron expulsados del país, de zonas con mayores libertades como Hong Kong, donde suelen tener base organizaciones que no pueden hacerlo en el continente chino (como ONG en defensa de los derechos humanos).

Por esta razón, muchos se preguntan ¿por qué China se empeñó tanto en silenciar a periodistas y médicos?

Otros, incluso recuerdan la caótica estrategia de comunicación a la que llevó a cabo la URSS con Chérnobil en 1986 y que es muy parecida a la que aplicó desde un principio China.

Por otra parte, China ha exigido una explicación de Brasil después que el ministro de educación del gobierno vinculó la pandemia del coronavirus con el «plan de dominación mundial» de Beijing, en un tuit que imita el acento chino.

«Geopolíticamente, ¿quién saldrá más fuerte de esta crisis global?» escribió en Twitter el sábado. «¿Quién en Brasil está aliado con este infalible plan de dominación mundial?»

¿Es posible que se les fuera la mano en algo y en el mejor de los casos, no han parado de mentir?

El coronavirus, la oportunidad de China para liderar el mundo

Más allá de la paranoia del virus de laboratorio, la mitad de sus esfuerzos se han dirigido a utilizar la situación para mejorar su posición global.

La pandemia del COVID-19 ha causado un impacto abismal en la economía mundial. En lugares como la Unión Europea o Estados Unidos el escenario es alarmante. Sin embargo, el panorama para China es diferente.

EEUU asentó su poder internacional en las finanzas y la tecnología, pero dejó un espacio libre a lo productivo que aprovechó China.

Tras la aparición del coronavirus, las tendencias han cambiado y en esos términos muchos interpretan lo que está pasando durante estos días en la economía y en las bolsas occidentales.

Bruno Le Maire, ministro de Finanzas galo ha dicho que “Francia está inmersa en una guerra económica y financiera que será larga y violenta… Protegeremos a las compañías francesas importantes, recapitalizándolas, comprando acciones o incluso nacionalizándolas”.

Los países europeos temen que su fragilidad presente sea aprovechada por las dos grandes potencias para crecer a su costa. Pero, ¿Quién gana más?

Sin duda alguna, un sector que va a saldrá reforzado de la cuarentena, será la economía digital.

Amazon, Google, WhastApp, las firmas de redes sociales, las empresas de telecomunicaciones y plataformas como Netflix, entre otras, serán claras beneficiadas de este momento, y más aún con la cantidad de datos que van a poder recoger de todos nosotros a todas horas.

En ese terreno, EEUU será beneficiado, pero también China, que cuenta con empresas similares con gran implantación, y que además tiene el 5G.

La batalla comunicativa está siendo intensa, con la propaganda y desinformación habituales, que ambos lados están amplificando. A China no le está yendo mal en ese sentido, porque ha ofrecido una respuesta rápida y contundente al caos, y eso suele valorarse. Además, hay países que están recibiendo su ayuda, mientras Occidente se ha olvidado de ellos, y eso tiene un coste.

Para muchos representa un peligro es que el éxito del control social chino sea visto como una vía de futuro en Occidente: que se crea que el autoritarismo es más eficaz.

China ha manejado mucho mejor ese escenario por motivos culturales, por legitimidad adquirida entre sus nacionales y por haber atajado el virus mucho más rápido.

claro está, algo debe tener a su favor ser una dictadura y atender los controles sociales impuestos de una mejor manera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído