Critica el manejo de algunos países ante la crisis del COVID-19

Bill Gates desveló los cinco avances necesarios para combatir el coronavirus

El co-fundador de Microsoft ve la innovación global como la clave para limitar el daño y que sus claves incluyen innovaciones en las pruebas, tratamientos, vacunas y políticas para limitar la propagación y al mismo tiempo minimizar el daño a las economías y el bienestar

Bill Gates desveló los cinco avances necesarios para combatir el coronavirus

Desde hace últimos años el co-fundador de Microsoft, Bill Gates, se ha referido a la aparición inminente de una pandemia como la del Covid-19.

En varias oportunidades expresó su preocupación y ha señalado que el mundo necesita prepararse para enfrentar una pandemia.

De esta manera, desde el inicio de la pandemia de coronavirus, Gates rápidamente comenzó a trabajar con su fundación para colaborar en los avances necesarios para detener la propagación del virus, que ya infectó a más de dos millones y medio de personas en todo el planeta y le ha provocado la muerte a más de 187.000.

Así es como este jueves 23 de abril, el empresario compartió en su blog un extenso texto en el que explica cuáles son esos avances necesarios para frenar el COVID-19.

Aprovechó de criticar el manejo de algunos países ante la crisis y esbozar que escenarios como el provocado por el COVID-19.

Para plantear su punto de vista, Gates comparó a la actual pandemia con una Guerra Mundial.

“La pandemia de coronavirus enfrenta a toda la humanidad contra el virus”,detalló Gates. “Esto es como una guerra mundial, excepto en este caso, todos estamos del mismo lado”.

Ha dicho también que ve la innovación global como la clave para limitar el daño.

Esto incluye innovaciones en las pruebas, tratamientos, vacunas y políticas para limitar la propagación y al mismo tiempo minimizar el daño a las economías y el bienestar”, señaló el empresario y filántropo norteamericano.

“Durante la Segunda Guerra Mundial, una cantidad asombrosa de innovación, incluyendo radares, torpedos confiables y descifrado de códigos, ayudó a terminar la guerra más rápido”, señaló Gates. “Esto será lo mismo con la pandemia”.

En ese sentido, Gates divide en cinco claves a las innovaciones que considera necesarias para sortear la pandemia provocada por el nuevo coronavirus.

Tratamientos

De acuerdo a Gates, para que la gente se sienta segura para asistir nuevamente a lugares masivos es necesario que exista un tratamiento que sea efectivo en la mayoría de la población.

Se declara optimista y dice que en algunos de estos tratamientos reducirán significativamente la carga de la enfermedad. Algunos serán más fáciles de aplicar en los países ricos que en los países en vías de desarrollo, y otros llevarán tiempo para su aplicación. Algunos de ellos podrían estar disponibles en el verano o el otoño.

Si en la primavera de 2021 la gente va a grandes eventos públicos -como un juego o un concierto en un estadio- será porque tenemos un tratamiento milagroso que hizo que la gente se sintiera segura de salir de nuevo.

“Es difícil saber con precisión cuál es el umbral, pero sospecho que es algo así como el 95%; es decir, necesitamos un tratamiento que sea un 95% efectivo para que las personas se sientan seguras en grandes reuniones públicas»,escribió Gates.

“Aunque es posible que una combinación de tratamientos tenga más del 95% de efectividad, no es probable, por lo que no podemos contar con eso. Si nuestros mejores tratamientos reducen las muertes en menos del 95%, aún necesitaremos una vacuna antes de que podamos volver a la normalidad”.

Un posible tratamiento que no se ajusta a la definición normal de un fármaco implica la recolección de sangre de los pacientes que se han recuperado de COVID-19, asegurándose de que esté libre del coronavirus y otras infecciones, y la administración de plasma a las personas que están enfermas.

De esta manera, las compañías líderes en esta área están trabajando juntas para obtener un protocolo estándar para ver si esto funciona.

Tendrán que medir a cada paciente para ver qué tan fuertes son sus anticuerpos.

Una variante de este enfoque es tomar el plasma y concentrarlo en un compuesto llamado globulina hiperinmune, que es mucho más fácil y rápido de dar a un paciente que el plasma no concentrado.

La fundación está apoyando a un consorcio de la mayoría de las empresas líderes que trabajan en esta área para acelerar la evaluación y, si el procedimiento funciona, estar preparados para ampliarlo.

Estas compañías han desarrollado una botella de plasma para ayudar a los pacientes recuperados de COVID-19 a donar plasma para este esfuerzo.

Otro tipo de tratamiento potencial implica la identificación de los anticuerpos producidos por el sistema inmunológico humano que son más eficaces contra el nuevo coronavirus.

Para el novedoso coronavirus, el principal candidato en esta categoría es el Remdesivir de Gilead, que está en pruebas ahora. Fue creado para el Ébola. Si se demuestra que tiene beneficios, entonces la fabricación tendrá que ser aumentada dramáticamente.

Vacunas

Las vacunas han salvado más vidas que cualquier otra herramienta en la historia.

La viruela, que solía matar a millones de personas cada año, fue erradicada con una vacuna.

“La única forma de regresar el mundo a cómo estaba antes de que apareciera el COVID-19 es una vacuna altamente efectiva para prevenir la enfermedad”, dice Gates. Pero el mismo empresario reconoce que no es una tarea fácil.

Después de todo, según precisa, “el tiempo de desarrollo típico para una vacuna contra una nueva enfermedad es de más de cinco años» y aunque ese proceso se puede acelerar en algunos aspectos perfectamente podría tardar hasta 18 meses en convertirse en realidad.

Ha señalado que a menudo le preguntan cuándo comenzará la vacunación a gran escala.

Al igual que los principales funcionarios de salud pública de los Estados Unidos, dijo que es probable que sea a los 18 meses, aunque podría ser tan sólo a los nueve meses o más cerca de los dos años. Una pieza clave será la duración de la fase 3 del ensayo, que es donde se determina la seguridad y eficacia total.

Prebas

Otro aspecto en el que Gates pone énfasis son las pruebas para diagnosticar el COVID-19.

“Se ha prestado mucha atención al número de exámenes que se realizan en cada país. Algunos, como Corea del Sur, hicieron un gran trabajo al aumentar la capacidad de prueba. Pero el número de exámenes por sí solo no muestra si se están utilizando de manera efectiva. También debe asegurarse de priorizar las pruebas en las personas adecuadas”, plantea el empresario.

Todas las pruebas hasta la fecha, para el nuevo coronavirus implican tomar un hisopo nasal y procesarlo en una máquina de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

La fundación de Gates invirtió en una investigación que muestra que hacer que los pacientes hagan el hisopado ellos mismos, en la punta de la nariz, es tan preciso como hacer que un médico empuje el hisopado más abajo en la parte posterior de la garganta.

Las pruebas se vuelven extremadamente importantes cuando un país considera abrirse.

Rastreo de contactos

El co-fundador de Microsoft cree que la ‘forma ideal’ de prevenir más contagios del nuevo coronavirus es mejorar las técnicas de rastreo de contactos para que las personas sepan rápidamente cuando estuvieron con alguien con COVID-19 y puedan tomar las medidas pertinentes.

En es sentido, si bien Gates destaca las medidas que ha tomado Alemania en la materia, también recalca que se están desarrollando alternativas desde el mundo de la tecnología, como lo que están haciendo Google y Apple.

Si puedes obtener una lista de estas personas rápidamente y asegurarse de que se len da prioridad para una prueba como la prueba PCR (que es lo suficientemente sensible para detectar una infección reciente), entonces estas personas pueden aislarse antes de que infecten a otras personas. Esta es la forma ideal de detener la propagación del virus.

Políticas de apertura

Finalmente Gates apunta a las decisiones que se tendrán que tomar para poner nuevamente en marcha distintas partes de la economía y cómo eso requerirá un importante análisis por parte de los gobiernos.

Básicamente el empresario dice que la decisión de qué abrir y qué mantener cerrado no será sencilla y que a medida que algunos países pasan a otra etapa del avance del virus ese será el principal desafío.

“Las reglas sobre lo que está permitido deben cambiar gradualmente para que podamos ver si el nivel de contacto está comenzando a aumentar la cantidad de infecciones. Los países podrán aprender de otros países que cuentan con sistemas de prueba sólidos para informarles cuándo surjan problemas”, dice Gates.

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Lo más leído