Pescados grasos, yema de huevo y lácteos enteros son los alimentos más ricos en vitamina D

Vitamina D: Cómo obtenerla a través de los alimentos y reducir los riesgos de la Covid-19

La vitamina D se puede obtener de tres maneras: a través de la piel gracias a los rayos UVB del sol, de la dieta y de suplementos. Estudios indican que su deficiencia contribuye al síndrome de dificultad respiratoria aguda y muchas enfermedades crónicas que están asociadas con una menor concentración de esta vitamina, ambos factores presentes en los pacientes más graves de la Covid-19

Vitamina D: Cómo obtenerla a través de los alimentos y reducir los riesgos de la Covid-19

La vitamina D es muy e para la mineralización de los huesos, al favorecer la absorción en el intestino del calcio y el fósforo y evitar su pérdida en el riñón.

Esta vitamina, considerada más una hormona, es esencial para nuestro cuerpo.

En el caso de la vitamina D, nuestro metabolismo es capaz de fabricarla en la piel cuando dispone de un precursor conocido como 7-dehidrocolesterol (que proviene del ‘temido’ colesterol) gracias a la radiación UV del sol.

Estudios indican que su deficiencia contribuye al síndrome de dificultad respiratoria aguda y muchas enfermedades crónicas están asociadas con una menor concentración de vitamina D, ambos factores presentes en los pacientes más graves.

Bastan solo un minutos al sol, dos o tres veces por semana para recargar los depósitos de vitamina D.

La piel produce este micronutriente gracias a los rayos UV del sol, pero también podemos obtenerla a través de la alimentación.

El desconocido efecto de la vitamina D para reducir el riesgo de gravedad de Covid-19

A principios de abril una importante investigación destacó el rol de la vitamina D en el desarrollo de la enfermedad por Covid-19.

El punto inicial es la evidencia que respalda el papel de esta vitamina en enfermedades respiratorias, y que, en el caso del coronavirus, dicen los investigadores, se refuerza con que el brote ocurrió en invierno, momento en que las concentraciones son más bajas.

Su deficiencia contribuye al Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda y muchas enfermedades crónicas están asociadas con una menor concentración de vitamina D, ambos factores presentes en los pacientes con más gravedad por Covid-19.

Según el estudio, realizado por el investigador William Grant y otros científicos, Evidence that Vitamin D Supplementation Could Reduce Risk of Influenza and Covid-19 Infections and Deaths, la vitamina D puede ayudar a reducir la gravedad e incluso el riesgo de muerte por gripe y Covid-19, tras revisar diversas investigaciones que establecen ese vínculo.

En un ensayo piloto de seguimiento con 30 pacientes críticos con ventilación mecánica, los suplementos de vitamina D aumentaron significativamente las concentraciones de hemoglobina y disminuyeron las concentraciones de hepcidina (hormona producida en el hígado reguladora del metabolismo del hierro), mejorando el metabolismo del hierro y la capacidad de la sangre para transportar oxígeno.

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, se puede obtener vitamina D de tres maneras: a través de la piel, de la dieta y de suplementos.

¿Qué alimentos contienen vitamina D?

Los alimentos ricos en vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de agua salada e hígado. Otros alimentos, como la leche y el cereal, muchas veces están enriquecidos con vitamina D.

1. Pescados azules

El consumo de pescados azules es fundamental en nuestra dieta, ya que resultan una fuente muy rica de nutrientes fundamentales.

Salmón: Los pescados azules y grasos, como el salmón, el atún, o la caballa son los alimentos propiamente dichos que contienen vitamina D en mayor cantidad. El salmón es uno de los pescados que más cantidad de vitamina D aporta, unos 320mg por cada 100g en su versión enlatada. ¡Así que anímate a preparar una suculenta ensalada de salmón!

Las sardinas: Por ejemplo, sardinas en aceite de oliva proporcionan, 180mg por cada 100g, aunque el producto al natural también es una buena fuente, no solo de esta vitamina, sino también de proteínas y Omega

Los mariscos: La ostras van a la cabeza, les siguen las gambas, los langostinos, las almejas…

2- Carnes, cortes grasos

En las carnes, la vitamina D está presente en ciertas partes como hígado y riñones. La ternera y el pollo son dos opciones donde podemos encontrar esta vitamina.

El hígado: Otro de los alimentos ricos en vitamina D es el hígado de origen animal, como el de conejo y el de ternera.

3-Los lácteos

La leche entera, los yogures enteros y el queso y la mantequilla también la aportan. Aprovecha de consumirlos en postres como tarta de yogur con kiwi y plátano, tarta de queso y de chocolate.

4-Vegetales

Los aguacates, considerados densos en nutrientes al aportar unas 20 vitaminas y minerales, además, son una fuente vegetal de vitamina D2, que ayuda a absorber el calcio.

En los champiñones y las setas, también podemos encontrar esta vitamina. Estudios relevantes aseguran incluso que ‘bronceándolos’ durante unos minutos al sol, pueden incrementar hasta un 80% sus niveles de esta vitamina.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído