Recomendaron mantener la distancia social, el lavado de manos y la limpieza de las superficies 

La OMS dice ahora que el coronavirus no se transmite por el aire

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho en un nuevo informe que el Covid-19 se transmite a través del contacto con gotitas de saliva que provienen de personas infectadas y que el virus es pesado y no queda flotando por el aire por eso no es necesario utilizar mascarillas en espacios públicos    

La OMS dice ahora que el coronavirus no se transmite por el aire

Según han advertido desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), el nuevo coronavirus se transmite principalmente a través de las gotas que dispersa una persona infectada cuando tose, estornuda o incluso habla a pocos metros de distancia de otra.

Anteriores informes insinúan que podría ser transmisible a través de partículas suspendidas en el aire.

Es así como la transmisión de este patógeno es tema de discusión.

La OMS ha publicado que según un nuevo estudio el coronavirus no puede permanecer en el aire, por lo tanto no hay posibilidad de contagiarse solo respirando.

Han destacado que, según esta evidencia científica no es necesario utilizar mascarillas o barbijos para transitar por las calles.

El documento de la OMS ha indicado, sin embargo, que existe riesgo de contagio si no se mantiene la distancia de seguridad recomendada de un metro, ya que estamos más expuestos a las gotitas respiratorias con capacidad infectiva que produce una persona contagiada cuando tose o estornuda.

También señalaron que el virus es pesado y no se dispersa a distancias mayores a un metro. Cae antes al suelo por su propia gravedad.

¿Qué dicen otras investigaciones?

La propagación aérea es una hipótesis utilizada en el caso de otros coronavirus mortales, como el caso del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS).

Innumerables investigaciones sugieren que el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, puede existir como un aerosol en entornos de atención médica.

Pero aún queda no ha quedado claro si el virus en aerosol es infeccioso y a qué cantidad de virus debería exponerse una persona para enfermarse. Descubrir esta información es vital, especialmente por el hecho de que hay personas que pueden contagiar el virus aún cuando son asintomáticas.

Otras pruebas han demostrado que la transmisión aérea del nuevo coronavirus puede ser posible.

Según un estudio publicado a finales de abril en la revista científica Nature, los investigadores midieron el material genético del virus, o ARN, en aerosoles muestreados en febrero y marzo en dos hospitales en Wuhan.

Los investigadores encontraron niveles muy bajos de ARN viral en el aire en las salas de aislamiento de los hospitales y en habitaciones ventiladas para pacientes. Pero hubo niveles más altos en algunas de las áreas de baño de los pacientes.

De igual manera, hallaron altos niveles de ARN viral en lugares donde los trabajadores médicos se quitan el equipo de protección, así como en espacios propensos al hacinamiento cerca de los hospitales.

«Nuestro estudio y varias otras investigaciones demostraron la existencia de aerosoles de SARS-CoV-2 y dan a entender que la transmisión de aerosol de SARS-CoV-2 podría ser una ruta no insignificante de los portadores infectados a alguien cercano», dice el coautor del estudio Ke Lan, profesor y director del Laboratorio Estatal de Virología de la Universidad de Wuhan.

Otro estudio previo dirigido por Joshua Santarpia, del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, en los Estados Unidos, muestra evidencias de contaminación viral en muestras de aire y superficies de habitaciones donde los pacientes con Covid-19 se mantenían en aislamiento.

Lo que contradice la OMS

La OMS ha contrariado el estudio de los científicos de los Institutos Nacionales de Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Princeton publicado en The New England Journal of Medicine.

Este trabajo asevera que el coronavirus SARS-CoV-2 aguantaba suspendido en el aire hasta tres horas de media y que era capaz de mantenerse con capacidad de contagio en superficies como el plástico o el acero inoxidable hasta tres días y en el cartón hasta 24 horas.

La OMS recordó que ese estudio se llevó a cabo en el laboratorio, usando aparatos que no reflejan las condiciones reales de la tos o el estornudo humanos.

En circunstancias normales, es muy poco probable que haya partículas virales flotando en el aire.
Igualmente, investigadores de Singapur tomaron muestras de aire en habitaciones de pacientes sintomáticos con Covid-19 y no hallaron ARN viral en el aire, tal como publicaron en la revista JAM.

Los datos fueron extraídos de 75.465 casos de la Covid-19 en China, donde tampoco se ha reportado ningún contagio por transmisión aérea del virus.

Es así como continuan las interrogantes sobre el uso o no de las mascarillas, pues la mayoría de los investigadores piensan que el coronavirus se transmite principalmente a través de gotas y tocando personas o superficies infectadas.

El lavado frecuente de manos y el distanciamiento social siguen siendo las principales medidas  para evitar contagios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído