En un lugar de Venezuela caen 1,6 millones de rayos por año

El misterio de los ‘Megarrayos’ de Sudamérica, ¿Por qué son los más sorprendentes del planeta? 

La razón ha intrigado a los científicos del mundo, son tan potentes que pueden recorrer de una sola vez cientos de kilómetros. Además, ocurren fenómenos únicos que todavía los expertos no logran entender

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha certificado dos récords que los científicos han calificado como “megadescargas”, megaflash en inglés, popularmente conocidos como “megarrayos”.

El récord en longitud correspondió a un solo rayo que cubrió una distancia horizontal de 709 km sobre el sur de Brasil el 31 de octubre de 2018, según un comunicado emitido por la OMM el 28 de junio. (La medición tiene un margen de error de 8 km).

Y el récord de duración fue de una descarga eléctrica que se desarrolló continuamente sobre el norte de Argentina el 4 de marzo de 2019 y que se prolongó durante 16,7 segundos.

Según ha dicho Randall Cerveny, profesor de la Universidad de Arizona y relator de registros meteorológicos y climáticos extremos de la OMM: “Se trata de récords extraordinarios para rayos individuales”.

“Estos extremos son ejemplos vivientes que muestran de lo que es capaz la naturaleza … Y es probable que haya récords aún mayores que podremos observar a medida que avance la tecnología”.

Ambos récords se hayan registrado en Sudamérica no sorprende a Eldo Ávila, profesor de la Universidad de Córdoba e investigador en física de la atmósfera del CONICET en Argentina.

Ávila, quien se especializa en física de nubes y electrificación de tormentas, ha venido investigando por qué el sureste de Sudamérica es donde tienen lugar algunas de las tormentas eléctricas más potentes, más frecuentes y más asombrosas del planeta.

Catatumbo, la capital mundial de los relámpagos

Este fascinante lugar se encuentra en Venezuela y la NASA lo declaró como la capital mundial de los relámpagos.

Este fenómeno meteorológico único presenta los relámpagos más consistentes de toda la Tierra, con flashes que iluminan el cielo casi la mitad del año.

También, ha sido reconocido oficialmente en enero de 2014, cuando el Libro Guiness de los Récords lo incluyó como el lugar con «más alta concentración de rayos en el mundo«.

Anteriormente, los expertos consideraban que la mayor concentración de este fenómeno se originaba en la cuenca del río Congo, en África.

Pero, ocurre en Venezuela y es ampliamente conocido como el «Relámpago del Catatumbo«.

Kifuka, una localidad de la República Democrática del Congo, produce la impresionante cifra de 158 relámpagos por kilómetro cuadrado por año: Catatumbo destruye ese record con 250 rayos por kilómetro cuadrado, y el asombroso promedio de 1,6 millones de relámpagos por año.

Qué es una megadescarga

Según reseña la BBC, las tormentas producen varios tipos de descargas. La descarga se propaga dentro de una misma nube o entre nubes cercanas, explicó el profesor Eldo Ávila.

Pero la descarga también puede descender a tierra.

“Antes se decía que una descarga duraba menos de un segundo, pero cuando se verificó por primera vez un récord de más de 300 km hubo que redefinir la terminología”, señaló el científico.

“La tecnología nos permite ahora hablar de megadescargas, que son descargas de más de 100 km de longitud”.

Los megarrayos, para propagarse con longitudes tan largas, suelen viajar horizontalmente. Pero Ávila aclara que en el camino pueden hacer descargas a tierra.

El récord anterior de un megarrayo de 321 km había sido observado con una red de instrumentos en tierra.

¿Por qué ocurren en Sudamérica?

La intensidad de las tormentas eléctricas de Sudamérica es lo que motivó a cerca de 160 científicos de Estados Unidos, Brasil y Argentina a trabajar juntos en Córdoba en 2018 en el proyecto RELAMPAGO (sigla en inglés de Detección Remota de Procesos de Electrificación, Rayos y Mesoescala/microescala con Observaciones de Campo).

Su equipamiento consiste en radares a bordo de camiones, globos, redes de detección de rayos y otros instrumentos, los investigadores, incluyendo Ávila, recogieron datos que aún están siendo analizados para comprender las peculiaridades de las tormentas en la región conocida como SESA, el sureste de Sudamérica, y que incluye el centro-norte de Argentina, el sur de Brasil y parte de Paraguay.

El sureste de Sudamérica es especialmente propicio para un fenómeno que se conoce como Sistema Convectivo de Mesoescala o MCS por sus siglas en inglés.

El término se refiere a tormentas que se agregan y organizan a una escala mayor que las tormentas individuales. (Convección significa ascenso del aire, y meso o mediana escala se refiere a todo sistema atmosférico que se desarrolla en la escala entre los 100 y 1000 km de longitud).

“Esas tormentas organizadas son por ejemplo los frentes fríos que vemos muchas veces que vienen desde Patagonia, son frentes de entre 100 y 1.000 km y van ocupando áreas muy grandes, este tipo de tormentas son las que son capaces de producir estas descargas tan grandes”.

Los científicos no tienen aún una última palabra, pero una de sus principales hipótesis es que la topografía del lugar juega un papel esencial, debido a la combinación de los Andes, las sierras y las planicies.

En el caso del sureste de Sudamérica, la humedad viene del Amazonas, transportada por corrientes de aire.

Sin embargo, los científicos tampoco entienden aún por qué las grandes tormentas del sureste de Sudamérica no producen tantos tornados como en Estados Unidos, a pesar de que hay una similitud entre las planicies del llamado corredor de tornados de ese país y las de la pampa en Argentina.

Todo esto intriga ha intrigado a los científicos del mundo durante años, que además tienen otra interrogante que responder sobre la relación de estas tormentas eléctricas y el cambio climático, ¿Tendrá algún impacto?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído