Más del 99% de las especies que han existido en la Tierra han desaparecido

Esto es lo que pasará en la Tierra cuando la humanidad se extinga

Los científicos del mundo coinciden en que tarde o temprano los humanos llegaremos a nuestra extinción, algunos visualizan futuros escenarios como el que ha dejado la catástrofe de Chernóbil pero a escala mayor. La naturaleza y otras especies dominarán el planeta

Esto es lo que pasará en la Tierra cuando la humanidad se extinga

Sin duda, este año ha empezado con muchas sorpresas que, lamentablemente, ha despertado temores e interrogantes sobre el peor de los escenarios para los seres humanos.

¿Qué pasaría en ese mundo postapocalíptico? ¿quienes dominarían la Tierra si los seres humanos nos extinguiéramos? Muchos hablan de bacterias, otros incluso de murciélagos de un metro y medio y roedores gigantes.

La especie humana ha dominado el planeta. Es casi imposible encontrar un lugar en la Tierra que la humanidad no haya tocado de alguna manera.

Si consideramos que más del 99% de las especies que han existido en el mundo han desaparecido, la mayoría durante catástrofes y extinciones como la que acabó con los dinosaurios, es inevitable pensar que la humanidad tarde o temprano lo hará.

¿Cuándo será el fin de la humanidad?

Según han advertidos muchos expertos durante años, la cuestión no es si los humanos nos extinguiremos, sino cuándo lo haremos.

Algunos especialistas piensan que será más pronto que tarde.

En 2010, el eminente virólogo australiano Frank Fenner alertó que desapareceremos probablemente en el próximo siglo, debido a la sobrepoblación, la destrucción del medio ambiente y al cambio climático.

Por supuesto, la Tierra puede sobrevivir y lo haría sin nosotros.

La vida continuaría y las marcas que dejamos en el planeta se desvanecerían antes de lo que creerías. Nuestras ciudades se derrumbarían, los campos crecerían y los puentes se caerían.

De hecho, Jeremy Rifkin, sociólogo y asesor de gobiernos en el mundo, advirtió este año que el nuevo coronavirus es producto de las consecuencias que derivan del cambio climático.

El sociólogo estadounidense Jeremy Rifkin, que se define como activista en favor de una transformación radical del sistema basado en el petróleo y en otros combustibles fósiles, lleva décadas reclamando un cambio de la sociedad industrial hacia modelos más sostenibles.

Rifkin es asesor de gobiernos y corporaciones de todo el mundo.

Ha escrito más de veinte libros dedicados a proponer fórmulas que garanticen nuestra pervivencia en el planeta, en equilibrio con el medio ambiente y también con nuestra propia especie.

Rifkin considera que la Covid-19 es una ‘llamada de alarma’ que devendrá más adelante en una posible extinción.

No obstante, todavía hay acciones que se pueden hacer para revertir la situación.

«La naturaleza finalmente lo descompondrá todo», dice Alan Weisman, autor del libro The World Without Us («El mundo sin nosotros»), publicado en 2007 y en el que examina lo que sucedería si los humanos desaparecieran del planeta.

Como evidencia de esto, podemos mirar las áreas del planeta que nos hemos visto obligados a abandonar.

En la zona de exclusión de 19 millas (30 km aproximadamente) que rodea la planta de energía de Chernóbil en Ucrania, que fue severamente contaminada después del colapso del reactor de 1986, las plantas y los animales prosperan de una manera que nunca antes lo habían hecho.

Algunos científicos piensan que ya hemos pasado puntos de inflexión cruciales, particularmente en las regiones polares, que acelerarán el cambio climático incluso si no volviéramos a emitir otra molécula de CO2.

La evidencia de Chernóbil sugiere que los ecosistemas pueden recuperarse de las emisiones de radiación. Pero hay alrededor de 450 reactores nucleares en todo el mundo que comenzarían a derretirse tan pronto como el combustible se agotara en los generadores de emergencia que les suministra refrigerante.

Las huellas de la humanidad

Por supuesto, quedarían algunas huellas de la humanidad, incluso decenas de millones de años después de nuestro fin.

Los microbios tendrían tiempo de evolucionar para consumir el plástico que dejamos.

Los caminos y las ruinas serían visibles durante muchos miles de años (el hormigón romano aún es identificable 2.000 años después) pero finalmente serían enterrados o destruidos por las fuerzas naturales.

La cerámica, las estatuas de bronce y los monumentos como el Monte Rushmore -en el que están tallados los rostros de cuatro presidentes de EE.UU.- estarían entre nuestros legados más perdurables.

Nuestras transmisiones también perdurarían: la Tierra ha estado transmitiendo su cultura a través de ondas electromagnéticas durante más de 100 años, y esas ondas siguen en el espacio.

Las grandes catástrofes naturales y ahora, la pandemia del coronavirus, nos ha puesto a pensar sobre lo que le hemos hecho a nuestro planeta y que tarde o temprano dejaremos de conquistarlo. Dependerá de nosotros mismos acelerar ese proceso o no.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído