Algunos de los puentes más antiguos de España fueron construidos hace más de 1.800 años

Los cinco puentes más antiguos de España contra los de ahora: ¿Por qué antes eran más resistentes?

Es sorprendente como las obras modernas de construcción, infraestructuras y obras públicas han bajado de calidad. Vienen ahora con una increíble 'fecha de caducidad'. ¿Por qué el concreto que elaboraban hace más de 2.000 años era más resistente que el que se utiliza ahora?

Los cinco puentes más antiguos de España contra los de ahora: ¿Por qué antes eran más resistentes?

La necesaria demolición del puente de Joaquín Costa en Madrid debido a un «riesgo real» de caída, abre el debate sobre la calidad de las construcciones en obras públicas del coste de renovación en el futuro.

El Ayuntamiento de Madrid procederá a la demolición del puente de Joaquín Costa, cerrado recientemente «por importantes daños en su estructura», «de inmediato». Así lo dijo este martes 15 de julio el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, que ha indicado que el desmontaje de esta estructura tendrá una duración de tres o cuatro meses.

Desde el pasado fin de semana, cuando se fijó el cierre de este puente por daños estructurales, la corporación ha cortado el tráfico tanto en la parte superior del puente que cruza sobre la glorieta de López de Hoyos y Príncipe de Vergara como en la inferior.

Un puente que no volverá a construirse en la capital sino que «se están estudiando otras alternativas» para regular la movilidad de la zona. «En principio poner un puente de las mismas características es una opción descartada por este Ayuntamiento», ha señalado el alcalde de la capital que ha cifrado las obras en unos 8 millones de euros.

Este puente de Joaquín Costa forma parte de los seis denominados ‘scalextrix’ construidos en las décadas de los 60 y 70 en Madrid para regular el tráfico en la ciudad.

De qué esta hecho el puente de Joaquín Costa

España, es uno de los países con mejores infraestructuras de toda Europa, cuenta con una gran cantidad de puentes, túneles y otras construcciones basadas en hormigón.

El hormigón es una mezcla de cemento, arena y agua, y en ocasiones cal y/o grava. Es utilizada en muchas formas de construcción, llegando hacer desde hace décadas la forma predilecta para la edificación de viviendas, oficinas e infraestructuras.

Ya desde la época de los romanos se utiliza esta mezcla, aunque la que más se emplea hoy en día es la que se denomina como hormigón armado, que incluye además barras de hierro o acero para hacer más resistente la mezcla.

Pero la utilización del hormigón puede derivar en problemas. Este material, junto con el cemento, el concreto, la arena o la propia grava que también deben tener consecuencias a medianos y largos plazos.

El hormigón tiene una fecha de caducidad debido a sus propiedades mecánicas y que, quizá, puede llegar antes de lo previamente diseñado.

Además, tiene efectos contaminantes. La cantidad de hormigón que se produce anualmente es la responsable del 8% de la cantidad de CO2 que se vuelca en la atmósfera.

Cerca de un 55% de las emisiones de CO2 en la producción se originan en la conversión de caliza en cal y alrededor del 40% de las emisiones son el resultado de los procesos de combustión necesarios para producir energía térmica requerida para esta reacción.

Otra de las maneras en las que contamina el hormigón es en las obras mismas. Uno de los problemas mayores es el vertido de aguas que se utilizan en el lavado del hormigón.

Esto implica vertido de partículas, químicos, pH excesivamente alcalino y aditivos incorporados a los productos que van a parar directamente a ríos y mares.

Aunque, existen tipos de hormigones que están trabajando en adecuar procesos y utilizar aditivos que permitan la obtención de un cemento u hormigón más sostenibles, por ejemplo reemplazando parte del cemento por cenizas provenientes de chimeneas industriales entre otras iniciativas y lineas de investigación.

Según Manuel Bustillo, geólogo y profesor de materiales de construcción en la Universidad Complutense de Madrid indica que en el caso del puente de Joaquín Costa: «Si empleamos una calidad de áridos relativamente buena, la influencia es la del cemento. Un puente de hormigón está hecho de forma artificial y se ha fabricado con cemento que, a su vez, ha podido fabricarse bien o mal», recalca. Un ejemplo claro es el de la famosa aluminosis que «para que fraguara antes, echaban componentes que llevaban más aluminio y al final era un hormigón que luego se disgregaba».

¿Por qué el concreto que elaboraban los romanos hace más de 2.000 años era más resistente que el que se usa actualmente?

Esto ha intrigado a los científicos durante mucho tiempo por su durabilidad y resistencia, pero ahora el secreto de las construcciones realizadas en la época del Imperio Romano parece haber sido finalmente revelado.

Un equipo de investigadores asegura haber descubierto la química detrás del concreto usado por los romanos, que ha permitido que sus construcciones perduren por miles de años.

En los antiguos diques marinos usaban un tipo de concreto elaborado con cal y cenizas volcánicas que adherían a las rocas.

Pero, los científicos han descubierto que hay elementos en el material volcánico que, al reaccionar al contacto con el agua salada, fortalecen la construcción.

Los 5 puentes más antiguos de España por los que aún circulan coches

Algunos de los puentes más antiguos de España fueron construidos hace más de 1.800 años. 

La presencia del Imperio Romano en la Península Ibérica dejó a su paso muchos puentes que aún siguen en pie y que, junto al paso de los siglos, siguen soportando el tránsito de vehículos sobre sus pilares a diario.

El puente de Segovia se encuentra en Madrid y permite atravesar el río Manzanares en las proximidades del Palacio Real. Fue construido en el año 1584 por el arquitecto Juan de Herrera y todavía hoy resiste el paso de cientos de vehículos a diario. Este es uno de los puentes rodados más emblemáticos de la capital.

El puente de Segura fue construido en el siglo II bajo el mandato del Emperador Trajano, este puente romano está ubicado en la frontera entre España y Portugal. Ha sido reconstruido en tres ocasiones a lo largo de todos estos años y todavía continúa en uso.

Edificado entre los años 104 y 106, cruza el rio Tajo y es considerado uno de los mejores ejemplos de ingeniería civil romana. Se encuentra ubicado en la ciudad cacereña del mismo nombre, en Extremadura y ha sido nombrado Patrimonio de Interés Cultural. También fue obra de Trajano y destaca por sus enormes pilares verticales y grandes arcos.

Fue construido en el año 119, el puente del Bibey es otra de las joyas romanas que continúa en uso en nuestros días. Está situado en la localidad gallega de Puebla de Trives (Orense) y permite que la carretera OU-636 atraviese el río que da nombre al monumento. Posee una longitud de 78 metros y una anchura de 6,5.

El puente de Ronda es la puerta de entrada a la bella localidad malagueña. Sus obras de construcción comenzaron en 1751 y finalizaron en 1793 bajo el mando del arquitecto José Martín de Aldehuela. Tiene 98 metros de altura y permitió la comunicación de los barrios antiguo y nuevo de la ciudad. Hoy, ofrece unas espectaculares vistas a un precipicio.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído