Es posible la presencia de una mayor variedad de minerales

El desconcertante hallazgo científico: ¿Se está oxidando la Luna por culpa de la Tierra?

Los expertos descubrieron que existe 'hematita' en nuestro satélite natural. Pero, esta forma de óxido requiere de oxígeno y agua, dos elementos que se supone no prevalecen en la Luna

Los científicos de la Universidad de Hawái y el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés) ha hecho un descubierto asombroso: las latitudes elevadas de la Luna se están oxidando.

Los resultados del estudio fueron publicados recientemente en la revista Science Advances.

Los expertos hallaron la presencia de hematita, una forma de óxido que requiere de oxígeno y agua, dos elementos que se supone no prevalecen en nuestro satélite natural.

«Es muy desconcertante. La Luna es un entorno terrible para que se forme hematita», ha explicado el doctor en geociencias planetarias que dirigió la investigación, Shuai Li.

A través de Twitter han explicado: «Hay óxido lunar en medio del polvo lunar. Los investigadores encontraron rastros de hematita, una forma mineral de óxido, cerca de los polos lunares. Pero no se supone que la Luna tenga oxígeno o agua líquida, entonces, ¿cómo puede estar oxidada?

El descubrimiento fue posible gracias al análisis de datos recabados por el instrumento Moon Mineralogy Mapper o M3, diseñado por la NASA, que voló a bordo de Chandrayaan-1, la primera misión de la India a la Luna, que proporcionó el primer mapa mineralógico de la superficie lunar. De igual manera, en 2009 esta herramienta encontró agua congelada en el cuerpo celeste.

«Al principio, no me lo creía en absoluto. No debería existir en base a las condiciones presentes en la Luna», agregó la científica de JPL Abigail Fraeman. No obstante, señaló que desde que se descubrieron moléculas de agua en el satélite, se ha estado especulando sobre la presencia de una mayor variedad de minerales.

La relación de la Tierra en la oxidación de la Luna

En la Universidad de Hawaii plantean que el oxígeno de la Tierra pudo haber causado el óxido lunar durante miles de millones de años.

Afirman los hawaiianos que la hematita lunar se forma por el oxígeno de la atmósfera superior terrestre, soplado continuamente por el viento solar.

Consolidar la teoría implica conocer más sobre las regiones polares de la Luna y el rol de la Tierra en la evolución de su superficie.

El origen del misterio

El misterio comienza con el viento solar, una corriente de partículas cargadas que fluye desde el Sol, bombardeando la Tierra y la Luna con hidrógeno. El hidrógeno dificulta la formación de hematites. Es lo que se conoce como reductor, lo que significa que agrega electrones a los materiales con los que interactúa.

Pero esto es lo contrario de lo que se necesita para producir hematita: para que el hierro se oxide, se requiere un oxidante, que elimina los electrones. Y mientras que la Tierra tiene un campo magnético que la protege de este hidrógeno, la Luna no.

Después de observar de cerca, los científicos se han convencido de que los datos de M3 sí indican la presencia de hematita en los polos lunares. «Al final, los espectros contenían hematita de manera convincente, y era necesario que hubiera una explicación de por qué está en la Luna», dijo uno de los expertos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído