Estos hallazgos representan la evidencia más temprana para los humanos en esta parte del mundo

Encuentran huellas humanas de 120.000 años en un antiguo lago de Arabia

Situada entre África y Eurasia, la Península Arábiga es una región importante pero poco estudiada para comprender la evolución humana en los continentes.

Encuentran huellas humanas de 120.000 años en un antiguo lago de Arabia
Las huellas del lago de Arabia PD

Un grupo de paleontólogos hallaron huellas fosilizadas humanas y de animales de hace unos 120.000 años en un antiguo lecho de lago en el norte de Arabia.

Estos hallazgos representan la evidencia más temprana para los humanos en esta parte del mundo y muestran que los movimientos humanos y animales y el uso del paisaje estaban estrechamente relacionados.

Situada entre África y Eurasia, la Península Arábiga es una región importante pero poco estudiada para comprender la evolución humana en los continentes.

Una investigación reciente que destaca el papel de la Península Arábiga en la prehistoria humana muestra que los humanos se dispersaron repetidamente en el interior de la península en momentos en que sus duros desiertos se transformaban en exuberantes praderas.

Sin embargo, la naturaleza y el momento de estas dispersiones siguen siendo difíciles de alcanzar, debido a la escasez de material datable y a los datos paleoecológicos de baja resolución asociados con la evidencia para los seres humanos.

Las huellas, que datan de hace aproximadamente 120.000 años, incluyen las de humanos, elefantes y caballos, entre otros animales.

Estos hallazgos representan la evidencia más antigua de movimientos humanos en esta parte del mundo, contemporánea con dispersiones humanas bien conocidas desde África al Levante.

Además, parece que los movimientos y los patrones de uso del paisaje de los seres humanos y los grandes mamíferos estaban estrechamente vinculados, quizás en respuesta a las condiciones secas y la disminución del suministro de agua.

Las huellas descritas en el nuevo estudio fueron descubiertas durante un estudio reciente del desierto de Nefud en Arabia Saudita. En un antiguo depósito de lago apodado «Alathar» (que significa «el rastro» en árabe) por el equipo, se descubrieron cientos de huellas humanas y de animales incrustadas en la superficie, que quedaron expuestas tras la erosión de los sedimentos superpuestos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído