Más de 17 millones de personas podrían tener esta enfermedad en 2040

Un grupo de científicos asegura que el párkinson será pandemia dentro de 20 años

Los especialistas insisten en que deben tomarse medidas para prevenir la enfermedad y sobre todo reducir la utilización de sustancias químicas

Un grupo de científicos asegura que el párkinson será pandemia dentro de 20 años

Los trastornos neurológicos son “la fuente principal de discapacidad global y en particular, la enfermedad de Parkinson, es la afección de este tipo con mayor crecimiento en el mundo”, han determinado esos expertos en una investigación difundida en la revista Journal of Parkinson’s Disease.

Es la segunda enfermedad neurodegenerativa, con mayor prevalencia en España. Según la EPDA, afecta a más de 6.3 millones de personas en todo el mundo.

Entre las causas del aumento en la prevalencia de la enfermedad, los investigadores apuntan al envejecimiento de la población y el aumento de la longevidad como aspectos que contribuyen a su crecimiento al ser una enfermedad cuya incidencia aumenta con la edad.

No obstante, es importante destacar que el párkinson no solo afecta a personas mayores, existiendo un gran número de casos de diagnóstico entre los 35 y 50 años.

Aunque se han documentado casos de enfermedad de Parkinson en jóvenes con menos de 20 años, aparece con más frecuencia en el rango de edad que va de los 40 a los 70 años.

La investigación señala que la cantidad de personas que sufren de parkinson se duplicó entre los años 1990 y 2015, llegando a contraerlo cerca de seis millones de seres humanos. En ese sentido, las predicciones los científicos indican que esa cifra podrá sobrepasar los doce millones y alcanzar para 2040 los 17 millones.

 

Dentro de los factores que inciden en este aumento se encuentra la mayor longevidad: la expectativa de vida se incrementó en seis años a lo largo de las últimas dos décadas y la tendencia deja ver que cada vez habrá más individuos con edades por encima de los 65 años.

Circunstancias negativas de la industrialización, como el manejo y contacto con sustancias químicas (pesticidas, disolventes, entre otros) propician la aparición del párkinson.

Otro dato, es que la frecuencia con la que esta enfermedad se está manifestando aumenta cerca del 40% entre las personas que determinaron dejar de fumar en comparación con quienes lo continúan haciendo, aunque se desconoce si se trata o no de una relación accidental entre esos factores.

Tras su revisión este equipo de investigación pone el acento en el futuro y en la necesidad de hacer algo ante una enfermedad cuya prevalencia, aparentemente, no deja de aumentar en todo el mundo.

Debido al efecto en la salud y a los costes sociales y económicos que la enfermedad supone tanto para las personas afectadas como para su entorno, los autores de la investigación /proponen un pacto (“PACT”) para prevenir, defender, cuidar y tratar esta enfermedad.

Es así como señalan la importancia de la reducción o eliminación del uso de productos químicos, el aumento de los fondos para la investigación que ayuden a comprender las principales causas del párkinson, así como generalizar los modelos de atención especializada.

Finalmente, coinciden en la necesidad de nuevas terapias efectivas contra la enfermedad y enfatizan en que la pandemia de párkinson es previsible pero no inevitable.

10 signos de alerta temprana

  1. Pérdida del olfato. Problemas para oler ciertos alimentos como tomates, pepinillos en vinagre, o canela. No confundir con una pérdida del olfato transitoria derivada de un resfriado o congestión.
  2. Rigidez muscular. Dificultad para caminar o moverse. Cuando los brazos no se mueven al andar, los pies se “pegan” al suelo o la rigidez no desaparece con el movimiento pueden ser señales tempranas de párkinson.
  3. Temblor. Temblores o contracciones en las extremidades, principalmente cuando aparecen en reposo.
  4. Letra más pequeña. Cambio repentino en la forma o el tamaño en que se escribe.
  5. Problemas de sueño. Los movimientos repentinos durante el sueño profundo también pueden ser signos tempranos de párkinson.
  6. Estreñimiento no relacionado con un cambio de dieta o medicación.
  7. Voz baja. Si desciende drásticamente el volumen de la voz sin estar resfriado o tener problemas de oído.
  8. Falta de expresión facial (aspecto de máscara), al igual que la pérdida del parpadeo, es un síntoma temprano del párkinson.
  9. Mareo o Desmayo. Pueden ser síntomas de presión arterial baja la cual puede estar relacionada con la enfermedad de Parkinson.
  10. Encorvamiento de la Espalda que provoca que el cuerpo se incline hacia adelante.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído