SpaceX está desarrollando Starship para llevar personas y carga a la Luna, Marte y otros destinos distantes

Un accidentado aterrizaje deja al cohete interplanetario de Space X en llamas

El vuelo de 6 minutos y medio lanzado desde Boca Chica, Texas, fue estable hasta el intento de aterrizaje

El primer vuelo de prueba de SpaceX a gran altitud de su nave espacial Starship SN8 de alcance interplanetario terminó en desastre.

En concreto, como una enorme bola de fuego, tras una misión sin problemas hasta la etapa final.

El vuelo de 6 minutos y medio lanzado desde Boca Chica, Texas, fue estable hasta el intento de aterrizaje, cuando la nave espacial no logró reducir la velocidad lo suficiente, según mostraron imágenes de video proporcionadas por SpaceX.

El impacto del cohete, que no llevaba tripulación, envolvió el lugar de aterrizaje en una nube llamas anaranjadas.

«La presión del tanque del cabezal de combustible fue baja durante la quema de aterrizaje, lo que provocó que la velocidad de toma de contacto fuera alta» comentó el director ejecutivo de Space X, Elon Musk, en su cuenta de Twitter. «¡Pero obtuvimos todos los datos que necesitábamos! Felicitaciones al equipo de SpaceX, ¡Sí!», añadió.

Musk había pronosticado solo un tercio de posibilidades de éxito para el vuelo inicial de SN8, el prototipo de diseño futurista de Space Exploration Technologies Corp.

La compañía ha logrado un progreso constante durante el año pasado en los prototipos de Starship en su instalación de Texas.

La nave espacial intentaba alcanzar unos 12.500 metros en la prueba, también el primer vuelo del nuevo motor Raptor de SpaceX. SpaceX también estaba recopilando datos sobre cómo el vehículo podría voltearse y orientarse hacia un aterrizaje controlado similar al proceso para el sistema Falcon 9 de la compañía.

SpaceX está desarrollando Starship para llevar personas y carga a la Luna, Marte y otros destinos distantes.

El sistema de transporte consta de dos elementos, ambos diseñados para ser completamente reutilizables: una nave espacial de acero inoxidable de 50 metros llamada Starship y un cohete gigante llamado Super Heavy.

La nave estelar final lucirá seis Raptors y será poderosa para lanzarse desde la luna y Marte. Sin embargo, necesitará Super Heavy para escapar del pozo de gravedad mucho más profundo de la Tierra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído